Economía

Intercam toma mayor ventaja con la volatilidad

Pese a la volatilidad que se registra a nivel mundial, las instituciones financieras especializadas en cambios han aprovechado el momento..
Jeanette Leyva
14 marzo 2017 22:32 Última actualización 15 marzo 2017 5:0
Intercam

Para mantener los buenos niveles de crédito y morosidad la parte fundamental es que haya prudencia en el otorgamiento de cada financiamiento. (Intercam)

En los últimos 15 años México ha logrado tener estabilidad y fincar las bases de un mejor crecimiento futuro, aunque hoy las reglas han cambiado y se encuentra en un momento de incertidumbre tras la llegada de Donald Trump, a la presidencia de Estados Unidos.

Sin embargo, tanto el país como el sistema financiero están acostumbrados a trabajar con volatilidad y en el caso de bancos especializados en cambios como Intercam Banco es un momento que han aprovechado, ya que el comercio continuará.

Aun así, empresarios están frenando algunas decisiones, pero los grandes inversionistas siguen adelante con los proyectos de mediano y largo plazo.

“La incertidumbre causa falta de acción y el dinero se va a lugares más seguros, lo que el país necesita es que se tengan empleos bien remunerados para que no haya migración, esa es la realidad mundial, la gente se va o porque la están matando o porque no hay trabajo y para que haya trabajo se necesitan empresarios que hagan inversiones o un sector público que invierta activamente”, consideró Eduardo García Lecuona, presidente del Consejo de Administración de la institución.

PIDEN PRUDENCIA

En entrevista con El Financiero, García Lecuona explicó que aun cuando están cumpliendo sus planes de capitalización, las condiciones de mercado han hecho que la oferta pública que tenían prevista en el corto plazo la difieran, “no queremos tener una oferta pública fallida, en este año hay demasiado ruido y en 2018 no sabemos cómo venga aunque en la parte económica prevemos pueda mejorar”.

Para mantener los buenos niveles de crédito y morosidad la parte fundamental es que haya prudencia en el otorgamiento de cada financiamiento y apoyar a los empresarios que hoy tienen una línea de crédito con ellos.

“Tenemos un contrapeso importante que es que en momentos de alta volatilidad nos va muy bien en el negocio de divisas y eso es un generador de capital que nos permite crear las reservas necesarias para contrarrestar cualquier eventualidad en el crédito”.

El movimiento del peso contra el dólar, recordó, fue de la divisa contra las demás monedas del mundo, pero a partir de la toma de posesión del presidente de Estados Unidos, la liga se rompió, “antes el tipo de cambio se movía por cada tuit de Donald Trump pero ya regresó a factores económicos, el peso es una moneda demandada y de cobertura de muchas otras monedas, hemos sido víctimas de la alta demanda del peso y el tipo de cambio ha venido bajando con mucha lentitud”.

En su opinión al cierre del año el tipo de cambio podría estar entre los 18 pesos por dólar alto y 19 bajos, siempre que no haya más “ruido en la parte local”.

En este cambio de entorno consideró que se ha regresado a tener más movimientos de capitales y algo que han visto, es que inversionistas mexicanos que tenían todo en pesos empezaron a cambiar hacia otras monedas “si el panorama se vuelve negativo habrá más salida de recursos”.

Explicó que todos los eventos que han pasado simultáneamente en el país, como el impacto en Pemex que no ha terminado de materializarse y ha dañado las finanzas por la baja recaudación de la venta de crudo, agregado a “la parte de Estados Unidos que es tan ruidosa que dejamos de observar la parte fundamental de México, y en este entorno ves que se están abriendo espacios políticos que preocupan, la preocupación tiene nombre y en este entorno que ves al gobierno tomando acciones con timidez, lo único que hacen es fortalecer la opción alternativa”.