Arreglo por aranceles, el gran pendiente del T-MEC
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Arreglo por aranceles, el gran pendiente del T-MEC

COMPARTIR

···

Arreglo por aranceles, el gran pendiente del T-MEC

Tras innumerables amenazas del presidente Trump por salir del TLCAN, México, EU y Canadá lograron firmar un renovado acuerdo, que aún debe ser ratificado.

Daniel Blanco
30/11/2018
Actualización 01/12/2018 - 4:50
Los mandatarios Enrique Peña Nieto, Donald Trump y Justin Trudeau
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

A pesar de que los presidentes Enrique Peña Nieto, Donald Trump, y el primer ministro Justin Trudeau firmaron este viernes la declaratoria del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la negociación de dicho acuerdo dejó algunas ‘piedras en el camino’, tal como los aranceles de EU a las exportaciones de acero y aluminio de México y Canadá.

No obstante, la firma concluyó un arduo proceso que estuvo marcado por las repetidas amenazas de Trump de retirarse de la zona de libre comercio del continente.

En la ceremonia de la firma, realizada en el marco del G-20 en Buenos Aires, Argentina, Trudeau no dejó pasar la oportunidad para expresarle a Trump la necesidad de eliminar dichos gravámenes, que golpean a la fuerza laboral y al libre comercio.

“Hace unos días le dije al presidente Trump que el cierre de plantas de General Motors en Canadá y EU fueron un duro golpe para nuestras economías, pero quiero decirle a nuestros trabajadores que vamos a pelear por sus empleos y por sus comunidades. Donald, por eso es tan importante que sigamos trabajando para eliminar las tarifas al acero y al aluminio”, dijo el primer ministro canadiense en su discurso.

A pesar de que al Gobierno estadounidense se le concedieron aspectos clave en la negociación, como el incremento de la regla de origen del sector automotor, el presidente Trump consideró que los negociadores de su país habían aceptado “un poco de abuso” en el proceso.

“Presidente Peña Nieto, primer ministro Trudeau, trabajamos duro en este acuerdo, ha sido largo y duro, hemos tenido muchas espinas y un poco de abuso, y llegamos ahí, lo que es bueno para nuestros países, gracias por su colaboración cercana en este acuerdo”, expresó el mandatario estadounidense en la firma.

La firma se hizo el último día del cargo de Peña Nieto, un objetivo que los países impulsaron para intentar sellar el acuerdo antes de que su sucesor, Andrés Manuel López Obrador, tome el poder este sábado.

El mexicano resaltó las ventajas del nuevo tratado y la ampliación del espectro libre comercial que integra el nuevo texto que tendrá que ser ratificado por los legislativos de los tres países.

“Una tercera parte del acuerdo trata acerca de temas que no están previstos en el marco vigente. La renegociación del tratado permitió también encaminar a nuestra región hacia una integración más inclusiva y atenta a las demandas de nuestras sociedades”, apuntó.

“Este día marca la culminación de un largo proceso de diálogo y negociación que permitió superar diferencias y conciliar visiones”, agregó.

El aún mandatario mexicano destacó la inclusión de disposiciones novedosas en el acuerdo en materia de comercio electrónico, tecnologías de la información y facilitación del comercio.

En una conferencia telefónica posterior a la firma, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial y uno de los líderes del Cuarto de jJnto en las renegociaciones aseguró que, a pesar de que la firma del acuerdo modernizado es “un gran triunfo”, queda pendiente la resolución de los aranceles que tiene impuestos EU sobre el acero y aluminio.