Economía

Infonavit rematará 200 mil viviendas abandonadas

10 febrero 2014 4:22 Última actualización 02 septiembre 2013 19:54

[Trabajadores que todavía no alcanzan puntuación para un crédito, se beneficiarán con medida / Eladio Ortiz / El Financiero]


 
 
Edgar Amigón
 
 
El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (infonavit) “rematará” unas 200 mil viviendas que se encuentran abandonadas a trabajadores que todavía no alcanzan la puntuación para un crédito, anunció el presidente de la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados, Carlos Aceves del Olmo.
 
 
El legislador dio a conocer el acuerdo de principio alcanzado entre el organismo tripartita, las constructoras y los representantes de los obreros.
 
 
El convenio establece que el Infonavit “le castigará el precio a las casas”, es decir que el costo de la vivienda no rebasará los cien mil pesos; la constructora se compromete a repararlas y los representantes sindicales las promoverán entre los obreros que menos ingreso tiene y que les es imposible adquirir una vivienda.
 
 
“Estimamos que las viviendas tengan un precio de entre 90 y cien mil pesos a pagar a unos 30 años”, dijo el también dirigente de los trabajadores cetemistas.
 
 
El beneficio que estamos viendo es que existe mucha gente, sobre todo joven, que no tiene vivienda y este acuerdo es una buena posibilidad para que cubran esta necesidad básica, apuntó.
 
 
Igualmente, Aceves del Olmo, dijo que también se está a punto de llegar a un acuerdo sobre el tamaño de construcción de vivienda. “Nosotros estamos proponiendo como mínimo 40 metros, pero el presidente de la república, Enrique Peña Nieto, la subió a 45 metros cuadrados, con dos recamaras como mínimo”, dijo el dirigente sindical, luego agregar que es inaceptable que se sigan construyendo vivienda de 30 o 35 metros.
 
 
Aceves del Olmo reconoció que el problema de las viviendas abandonadas –se estima que el número llega a 700 mil en todo el país- es muy preocupante, “porque las causas son muchas pero la principal es que les quedan lejos de su centro de trabajo y entonces hace recorridos de entre 2 y 3 horas, lo que les causa severos desgastes físicos y económicos”.
 
 
Dentro de los planes del gobierno federal en es buscar que las construcción de vivienda se hagan en lugares donde se “puede tener acceso a todos los servicios y si es posible cerca de los centros de trabajo”, finalizó el legislador priista.