Economía

INFOGRAFÍA: Gripe aviar en China genera 6,500 mdd en pérdidas

12 febrero 2014 4:45 Última actualización 21 mayo 2013 18:2

  [Reuters] El virus infectó a 131 personas y causó la muerte de 36 personas.   


 
Reuters

El virus H7N9 parece haber quedado bajo control en China, en gran parte debido a las restricciones aplicadas a los mercados de aves, pero causó unos 6,500 millones de dólares en pérdidas a la economía, dijeron el martes expertos de Naciones Unidas.

Autoridades del sector de la salud en todo el mundo deben estar alertas para detectar el virus, remarcaron los expertos, ya que el mismo podría seguir desarrollando la capacidad para expandirse fácilmente entre los humanos y causar una mortífera pandemia de gripe.

Se sabe que el nuevo virus de la gripe aviaria infectó a 130 personas en China continental desde que apareció en marzo, incluyendo a 36 que fallecieron, pero no se detectaron casos desde inicios de mayo, dijo la ministra de Salud china, Li Bin, en una reunión de la Organización Mundial de la Salud (OMC).
 

 

En abril se descubrió un caso en Taiwán, lo que llevó el total a 131.

"El brote inmediato ha sido controlado, pero es poco probable que este virus desaparezca fácilmente. Creemos que tenemos que pasar otra temporada de otoño/invierno/primavera (del hemisferio norte) para saberlo", declaró Keiji Fukuda, director general asistente de seguridad para la salud en la OMC.

"También tenemos mucha preocupación por la potencialidad de que logre la capacidad de sostener transmisibilidad", agregó.

No hubo evidencia de una expansión sostenida entre personas y la "mayoría de los casos probablemente resultaron de aves infectadas o quizás de contaminación relacionada a mercados de aves vivas", indicó Fukuda.

Li dijo que autoridades locales chinas cerraron los mercados de aves "de manera temporal o permanente según su necesidad" para controlar la fuente de brotes en 10 provincias. Además, se estandarizaron métodos de transportes de aves para reducir el brote entre los animales.

El Gobierno chino invirtió 600 millones de yuanes o 97 millones de dólares para respaldar el desarrollo saludable de la industria de aves, informó Li.

"En vistas de la presente situación, el H7N9 es prevenible y controlable. No hubo cambios cualitativos en la epidemia. Los casos son esporádicos y no hubo mutaciones genéticas (del virus)", añadió.

El H7N9 es altamente patógeno en los seres humanos porque causa problemas respiratorios severos, pero no es virulento entre las aves, lo que lo vuelve casi imposible de ser detectado por los agricultores, dijeron expertos.