Inflación ‘acelera’ su paso hacia la meta de Banxico
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inflación ‘acelera’ su paso hacia la meta de Banxico

COMPARTIR

···

Inflación ‘acelera’ su paso hacia la meta de Banxico

El Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubicó en 5.04% en marzo, su nivel más bajo en 13 meses, y con lo que se acerca a la meta de Banxico.

Redacción
09/04/2018
Actualización 10/04/2018 - 4:50

La inflación de marzo sorprendió y ‘pisó el acelerador’ rumbo al objetivo fijado por el Banco de México, de tres por ciento, con un rango de más/menos uno por ciento.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 5.04 por ciento a tasa anual en marzo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este lunes.

Con este resultado registró su nivel más bajo en 13 meses, cuyo pico fue alcanzado durante el pasado mes de diciembre, cuando el aumento generalizado de precios se ubicó en 6.77 por ciento, su nivel más alto en 17 años.

El dato de marzo es también la lectura más baja para la inflación mensual a tasa anual desde el 4.86 por ciento que registró hasta febrero del año pasado.

Además fue menor a lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que anticipaba una variación de los precios de 5.11 por ciento.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

Aunque el descenso de precios era ampliamente esperado, ya que fue producto de la alta base de comparación anual (derivado de los ‘gasolinazos que acontecieron durante el mes de enero de 2017), el camino hacia el objetivo puntual de inflación de Banxico se va consolidando, comentó Citigroup en un reporte.

Aún así, las estimaciones del Banxico prevén alcanzar la meta inflacionaria hasta el primer trimestre de 2019.

“El escenario de inflación ha mejorado y la trayectoria de los precios subyacentes muestra una firme desaceleración hacia el rango objetivo de Banxico”, indicó en un reporte Joan Enric Domene, economista de Invex.

La mayor desaceleración en la inflación anual se observó en el índice no subyacente-que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-que pasó de 8.49 por ciento en febrero, a 8.03 por ciento en marzo.

Esto fue principalmente por la moderación en los precios de frutas y verduras, de 15.5 a 8.8 por ciento, en el periodo de referencia.

Los productos agropecuarios mostraron su nivel más bajo en 10 meses, al mostrar un aumento de 7.74 por ciento durante el tercer mes de 2018.

Los productos que más elevaron sus precios durante marzo fueron el jitomate (25.63 por ciento), el limón (47.40 por ciento) y los servicios turísticos en paquete (11.29 por ciento) que se explican como un efecto estacional derivado de la vacación de Semana Santa.

Mientras tanto, los productos que reflejaron las disminuciones de precios más altas fueron el chayote (-29.35 por ciento), los nopales (-27.32 por ciento), la calabacita (-13.72 por ciento) y la cebolla (-10.46 por ciento).

Al interior del índice no subyacente, los energéticos y las tarifas autorizadas por el Gobierno mostraron durante marzo un incremento de 8.19 por ciento frente al 7.81 por ciento reportado en febrero, lo que representó su nivel más elevado en lo que va del año.

Mientras que en el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 4.02 por ciento a tasa anual.

En su variación mensual, la inflación aumentó 0.32 por ciento, la más baja desde agosto del año anterior.mientras que el componente subyacente registró un nivel de 0.33 por ciento y el no subyacente llegó a 0.30 por ciento.

Se explicó por las presiones que presentaron en el precio de la gasolina de bajo octanaje (1.39 por ciento), el jitomate (25.63), el limón (47.4) y los servicios turísticos en paquete (11.29).

“Persisten presiones sobre los precios de mercancías y gasolinas, por lo que mantenemos nuestra proyección de inflación en 4.5 por ciento al cierre de año. Además, no se pueden descartar nuevos choques a la oferta de agropecuarios o una depreciación adicional del peso”, indicó Domene.

Con información de Héctor Usla.