Economía

Inflación baja a 2.64% anual, un nuevo
mínimo histórico

La tasa de inflación fue de 2.64 por ciento anual en la primera quincena de agosto, según datos del Inegi, lo que marca un  nuevo mínimo histórico.
Thamara Martínez
24 agosto 2015 8:33 Última actualización 24 agosto 2015 9:58
inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

inflación consumo, consumidor, ventas (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), registró una inflación de 2.64 por ciento anual para la primera quincena de agosto, nivel que destaca como el más bajo para un periodo quincenal desde que se tiene registro a partir de 1988.

Según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el nivel de precios de la economía también mostró un aumento de 0.12 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior.

Al interior del índice, la inflación subyacente registró un incremento de 2.29 por ciento anual, el tercer nivel más bajo que ha mostrado este componente en la historia del indicador.

En tanto, los precios de las mercancías se multiplicaron 2.33 por ciento, mientras que los servicios registraron un aumento de 2.26 por ciento. De este modo, los precios de las mercancías se colocaron en su horizonte más bajo en cerca de diez meses.

La inflación de tipo no subyacente se ubicó 3.77 por ciento por encima que lo reportado en la misma quincena de 2014, siendo los bienes agropecuarios los que destacaron con el mayor incremento con una inflación de 5.80 por ciento. Pese a ello, este ha sido su nivel más bajo en seis meses.

Por otra parte, los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno reportaron una inflación interanual de 2.53 por ciento.

Cabe destacar que los bienes y servicios que impulsaron de forma más significativa el alza del indicador fueron los servicios educativos a nivel superior y medio superior, así como los precios de la carne de res y el transporte colectivo.

Por el contrario, la incidencia a la baja vino por parte de los servicios turísticos en paquete, el transporte aéreo, el precio del jitomate y del pollo.

El Banco de México estima que la inflación se mantendrá debajo de su meta del 3.0 por ciento durante el resto del año en medio de un tenue crecimiento económico de entre 1.7 y 2.5 por ciento.

Banxico ha mantenido su tasa de interés referencial en un mínimo histórico del 3 por ciento desde junio de 2014 y está atenta de las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se espera que aumente sus tipos este año.

No obstante, el banco central mexicano ha dicho que podría aumentar su tasa referencial en cualquier momento para defender a la moneda, que se ha depreciado cerca de 30 por ciento en los últimos 12 meses.