Economía

Inflación pega a familias más pobres

12 febrero 2014 4:30 Última actualización 10 mayo 2013 8:50

[Cuartoscuro] Productos agropecuarios suben 17.2% en abril; el mayor nivel en 14 años. 


 
Eduardo Jardón
 
Las familias de menores ingresos han resentido más el repunte inflacionario de los últimos meses, ocasionado por los incrementos en los precios de bienes agropecuarios.
 
Esto, porque son las que destinan una mayor parte de su presupuesto a la compra de alimentos, lo que las hace más vulnerables a las alzas en estos productos.
 
Los precios de los bienes agropecuarios subieron 17.25% anual en abril, la mayor cifra en 14 años, según se desprende de los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
 
Esto elevó la inflación anual a 4.65% en abril, la más alta en los últimos 7 meses, y por segundo mes consecutivo se colocó por arriba del intervalo de variabilidad del Banco de México, de más/menos 1 punto alrededor de su objetivo de 3%.
 
Sin embargo, los hogares con ingresos de hasta un salario mínimo experimentaron un incremento promedio en los precios de 5.1%.
 
La inflación en los hogares con ingresos de entre uno y tres salarios mínimos fue de 5.5%, y de 5.2 en los de ingresos de tres a seis salarios.
 
Por el contrario, la menor inflación se registró en los hogares que perciben más de seis salarios mínimos, con 4.3%.
 
Estos resultados se explican principalmente por el aumento notable que han reportado los precios de los alimentos, que tienen un mayor peso en la canasta de bienes que adquieren las familias de bajos recursos.
 
Datos del INEGI muestran que 10% de los hogares de menores ingresos en el país destinan 47.4% de su gasto en comestibles, contra 21.7% del 10% de hogares con mayores remuneraciones.
 
Se encarecen verduras
 
En los últimos 12 meses los precios de los alimentos se elevaron 9.45%, y a su interior destaca el alza de 48.6% en las hortalizas frescas.
 
Las mayores subidas ocurrieron en el tomate, de 227.3%; en la calabacita, de 80.2; en la cebolla, de 48.9; en el chile serrano, de 33.1, y en el jitomate, de 32.7.
 
Otros alimentos también aumentaron significativamente, como el limón, con 98.9%; el huevo, con 39.6, y el pollo, con 13.7.
 
El índice de la canasta básica se elevó 5.13% en el mismo periodo; sin embargo, la inflación subyacente se ubicó en 2.95%.
 
La autoridad monetaria estima que en lo que resta del año la inflación de productos agropecuarios se moderará, y su descenso se acentuará en 2014, una vez que se reestablezca la producción de diversos productos pecuarios que durante 2012 e inicios de 2013 fue afectada por problemas sanitarios, costos de los insumos y condiciones climáticas adversas.
 
Durante abril, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un amento de 0.07%, inferior al 0.10% que estimó el consenso de analistas.
 
Con esta cifra se tiene que la inflación acumulada en los primeros cuatro meses del año es de 1.7%, superior al 0.7 % que se observó en igual periodo de 2012.
 
Con información de El Financiero Diario.