Inflación: la principal preocupación para el bolsillo en 2014
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inflación: la principal preocupación para el bolsillo en 2014

COMPARTIR

···
Economía

Inflación: la principal preocupación para el bolsillo en 2014

03/12/2013

 
 
,
Darinka Rodríguez
,
El aumento de precios el próximo año es lo que más le quita al sueño a los mexicanos en cuanto a sus finanzas personales.
 
De acuerdo con una encuesta de Kantar Worldpanel México, 65% de los participantes están preocupados por la inflación, la cual se ubica como una de las más altas de los países de la OCDE con una tasa anual de 3.4 por ciento.
 
,
En segundo lugar los mexicanos temen a la posibilidad de una crisis, con 46% de las repuestas.
 
Aunque 2013 fue en términos generales un año positivo, los entrevistados fueron más pesimistas respecto a 2014 ante cuatro situaciones registradas en la última recta de este año: 85% aseguró recibir un aumento de precio en los productos de consumo masivo, mientras que 62% consideró que sus ingresos disminuyeron. En tanto, 45% aseguró que alguien cercano perdió el empleo y 37% opinó que tuvo que apretarse el cinturón y recortar sus gastos en diversión.
 
Poco aliento financiero en 2014
,
Deudas y poco crecimiento son las dos palabras que llenan las conversaciones cuando de dinero se habla.
 
La encuesta indica que sólo 33% de los encuestados cree que sus finanzas personales mejorarán, aunque son aún más pesimistas con el país: apenas 19% espera que la situación económica de México sea más favorable.
 
,
Esta situación se refleja en algunos hábitos de consumo, indicó Fabián Ghirardelly, directivo de KWP.
 
,
“Empezamos a acudir más a canales informales como la tiendita a comprar categorías de alta rotación como alimentos y lácteos”, aseguró.
 
Actualmente, 38% de los hogares cuentan con al menos un miembro pagando una deuda, ya sea de aparatos electrónicos, hipoteca de casa e incluso alimentos y bebidas.
 
,
En este sentido, el panorama para 2014 en el terreno de la economía de los hogares es menos prometedor, debido a que el gasto de las familias no ha aumentado.