Economía

Inflación de 5.29% será temporal: Carstens

Aunque en la primera quincena de marzo de 2017 la inflación se ubicó en 5.29 por ciento debido a factores como la depreciación del peso, el gobernador del Banco de México señaló que se espera que en 2018 baje a entre 3.7 y 3.8 por ciento.
Susana Guzmán
05 abril 2017 20:4 Última actualización 05 abril 2017 23:2
Mercado en Surinam. (tateyama / Shutterstock.com)

Carstens explicó que el incremento en la inflación que se ha registrado en los últimos meses, se debe principalmente a la depreciación del peso. (Cuartoscuro)

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, afirmó que en la primera quincena de marzo la inflación se ubicó en 5.29 por ciento y para el final del año será de 5.5 por ciento; sin embargo, se espera que en 2018 baje de manera muy rápida entre 3.7 y 3.8 por ciento.

Al comparecer ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público, que preside el senador Francisco Yunes Zorrilla, Carstens Carstens explicó que el incremento en la inflación que se ha registrado en los últimos meses se debe, principalmente, a la depreciación del peso y a la liberalización de los precios de los combustibles.

Sin embargo, apuntó que se espera que estos “choques” sean temporales, debido a su propia naturaleza y a las acciones que ha emprendido el banco central.

Aseguró que Banxico ha actuado de manera preventiva y no ha esperado “a que ya tuviéramos la manifestación de presiones inflacionarias enfrente de nosotros”.


Respecto a la liberalización de los precios de los combustibles, sostuvo que “es una buena e importante medida para la economía, desde el punto de vista de tener una mejor infraestructura para el abastecimiento de energéticos y el funcionamiento del país, además de que reduce vulnerabilidades de las finanzas públicas”.

Asimismo, comentó que la balanza comercial no petrolera ha registrado un superávit, mientras que la petrolera presenta un déficit importante, principalmente por la volatilidad del mercado, donde no se esperan cambios significativos.

Carstens dijo también que, a pesar de que la economía nacional ha tenido un crecimiento positivo durante más de 30 trimestres consecutivos, no ha alcanzado todo su potencial por lo que pronosticó que el desarrollo para 2017 será de entre 1.3 y 2.3 por ciento.

En entrevista posterior a su comparecencia, el gobernador del Banco de México señaló que cualquier candidato que gane la Presidencia en el 2018 tendrá la responsabilidad ineludible de mantener las finanzas sanas.

“La realidad es que mantener finanzas públicas sanas va a ser un trabajo ineludible para cualquier gobierno hacia adelante”, dijo al subrayar que “el país va a enfrentar presione fiscales hacia adelante de manera inexorable donde se presentarán componentes de gasto que van a ir creciendo como es el caso de las pensiones, salud, seguridad, entre otras".

Previó a su comparecencia, el funcionario sostuvo una reunión de cortesía con el presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Pablo Escudero.

En su oportunidad, el senador Yunes Zorrilla expresó que el informe que presentó Carstens a los senadores, “arroja elementos valiosos para desahogar el análisis legislativo en esta materia, por lo cual “reiteramos el compromiso del Senado de la República para acompañar la política monetaria del país”.