Economía

Inflación china, cerca de mínimo de cinco años

Con la amenaza de la deflación en puerta, China puede aprovechar para flexibilizar su política monetaria y apoyar al crecimiento económico. El índice de precios al consumidor subió 0.3% mensual en diciembre y al productor bajó 3.3% anual.
Reuters
09 enero 2015 9:15 Última actualización 09 enero 2015 9:18
[Las presiones inflacionarias en China podrían impedir a autoridades inyectar más estímulos a la economía. / Reuters / Archivo] 

"La deflación este año es definitivamente un riesgo", dijo Minggao Shen, economista de Citi en Hong Kong. (Reuters)

PEKÍN.- La inflación anual al consumidor de China se mantuvo en 1.5 por ciento en diciembre, cerca de un mínimo de cinco años, lo que indica una persistente debilidad en la economía, pero da a los funcionarios más espacio para flexibilizar su política y apoyar al crecimiento.

La segunda mayor economía mundial aún enfrenta enormes obstáculos este año debido a que persiste una desaceleración del mercado inmobiliario y los gobiernos locales y compañías tienen problemas para pagar sus deudas.

"La deflación este año es definitivamente un riesgo", dijo Minggao Shen, economista de Citi en Hong Kong.


"Nosotros seguimos afirmando que la deflación da más espacio para una flexibilización de política. Nuestro mejor escenario sigue siendo dos recortes de tasas en la primera mitad de este año y quizás tres o cuatro recortes a la tasa de requisitos de reservas este año", agregó.

Analistas consultados por Reuters esperaban que la inflación anual al consumidor fuera de 1.5 por ciento en diciembre, comparado con el 1.4 por ciento de noviembre.

El índice de precios al consumidor subió 0.3 por ciento en diciembre respecto a noviembre, informó la Oficina Nacional de Estadísticas, en línea con las expectativas de economistas.

El índice de precios al productor bajó 3.3 por ciento en diciembre respecto al año previo, su trigésimo cuarto descenso mensual consecutivo, debido a que la débil demanda limitó el poder de fijar precios de las compañías.

La caída de los precios al productor en diciembre se debió principalmente a una baja de los precios globales del petróleo, agregó la oficina.

El mercado esperaba una caída de 3.1 por ciento en los precios al productor, después de la baja de 2.7 por ciento en noviembre.

La inflación anual al consumidor fue de 2.0 por ciento en 2014, muy por debajo de la meta del gobierno de un 3.5 por ciento. El índice de precios al productor cayó 1.9 por ciento el año pasado.

Se espera que el Banco Popular Chino (PBOC, por sus siglas en inglés) flexibilice su política recortando más su tasa de interés o reduciendo la tasa de requisitos de reservas (RRR) para todos los bancos, aunque algunos analistas creen que podría pausar el estímulo para esperar que sus más recientes acciones surtan efecto e impulsen el crecimiento.

El banco recortó las tasas en noviembre por primera vez en más de dos años para reducir los costos de endeudamiento para respaldar el crecimiento. Posteriormente, redujo las restricciones a los préstamos para alentar a los bancos a aumentar el crédito.

El crecimiento económico anual de China posiblemente se desaceleró a 7.2 por ciento en el cuarto trimestre, su menor nivel desde la crisis financiera global, mostró un sondeo de Reuters, lo que sugiere que el crecimiento del año completo no alcanzará la meta oficial y será el más débil en 24 años.

El gobierno debe publicar los datos de comercio el martes y los datos de préstamos bancarios durante la próxima semana, seguidos por las cifras del PIB del cuarto trimestre, la producción industrial, la inversión urbana y las ventas minoristas de diciembre el 20 de enero.