Economía

Inflación británica, por debajo de la meta por primera vez en 4 años

Los precios aumentaron 1.9 por ciento en enero, respecto al mismo mes del año previo, su menor avance desde noviembre de 2009 y la primera vez que la inflación se ubica por debajo del 2 por ciento desde diciembre de 2009.
Reuters
18 febrero 2014 8:56 Última actualización 18 febrero 2014 8:56
[El Banco de Inglaterra se comprometió a mantener las tasas en mínimos récord / Bloomberg / Archivo] 

[El Banco de Inglaterra se comprometió a mantener las tasas en mínimos récord / Bloomberg / Archivo]

LONDRES.- La inflación británica se desaceleró el mes pasado y se ubicó debajo del nivel de meta del Banco de Inglaterra (BoE, por sus siglas en inglés) por primera vez en más de cuatro años, lo que reafirmó el mensaje del banco central inglés de que no tiene prisa para elevar las tasas de interés.

Los precios al consumidor subieron 1.9 por ciento interanual en enero, una desaceleración respecto a la tasa del 2.0 por ciento de diciembre y su menor incremento desde noviembre del 2009, dijo el martes la Oficina Nacional de Estadísticas.

Los economistas que participaron en un sondeo pronosticaban que la inflación británica se mantendría en 2.0 por ciento.


Antes de diciembre del año pasado, la inflación anual excedió la meta del BoE de 2 por ciento todos los meses desde diciembre del 2009, lo que afectó el poder adquisitivo de los hogares e hizo de la caída de los estándares de vida un gran tema político antes de las elecciones del próximo año.

El miércoles de la semana pasada, el BoE afirmó que pondrá atención en una gama más amplia de medidas sobre la debilidad de la economía que sólo la tasa de desempleo al considerar cuándo elevar las tasas y afirmó que no estaba apresurado en hacerlo.

La lectura de inflación del martes probablemente refuerce su argumento, aunque otras cifras de la Oficina Nacional de Estadísticas publicadas el mismo día mostraron que la tasa anual de crecimiento en los precios de las casas volvió al máximo nivel de tres años registrado en octubre, impulsado por incrementos de dos dígitos en el área de Londres.

La Oficina Nacional de Estadísticas afirmó que la mayor contribución negativa a la tasa de la inflación de los precios al consumidor en enero fue la del segmento de recreación y cultura, muebles y artículos para el hogar, y bebidas alcohólicas y tabaco, que mostraron su menor incremento de precios desde febrero del 2010.

Una medida subyacente de inflación, que excluye los incrementos en energía, alimentos, alcohol y tabaco, subió 1.6 por ciento en enero frente al mismo mes del año pasado, su menor incremento desde junio del 2009.

En comparación con el mes previo, el índice de precios al consumidor bajó 0.6 por ciento en enero, reflejando descuentos estacionales.

Otros datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas el martes mostraron que los precios en las puertas de las fábricas subieron 0.9 por ciento en términos interanuales, poco más que el avance del 0.7 por ciento pronosticado por economistas.

Los precios al productor subyacentes se elevaron 1.2 por ciento, su mayor incremento interanual desde mayo del 2012, pero eso podría comenzar a ceder debido a que los costos de materias primas de los fabricantes anotaron su mayor caída anual desde septiembre del 2009.