Economía

Inflación anual baja a 2.54% por tarifas eléctricas y precios agrícolas

Un crecimiento menos intenso de productos agropecuarios y energéticos ocasionaron que en el país se registrara una inflación durante abril de 2.54%, el dato más bajo en lo que va del año, de acuerdo con el INEGI.
09 mayo 2016 23:9 Última actualización 10 mayo 2016 5:0
La cooperativa Fruta Horrible ofrece alimentos que los estándares europeos enviarían a la basura. (NYT)

Los precios del grupo no subyacente, como la (fruta, crecieron 1.66%. (NYT)

Los precios al consumidor en México crecieron 2.54 por ciento anual en abril, la cifra más baja en el año y además fue la menor para un cuarto mes desde que hay datos disponibles, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El descenso en la inflación anual estuvo sustentado por un crecimiento menos intenso de algunos productos agropecuarios y energéticos.

Los precios del grupo no subyacente (frutas, verduras y energéticos) crecieron 1.66 por ciento, es decir, su menor incremento desde diciembre del año pasado, destacando el alza moderada de 4.46 por ciento de los productos agropecuarios, desde un 6.21 por ciento en marzo.

economía

Al interior, los precios de los pecuarios cayeron 1.18 por ciento anual en abril, con lo que sumaron cinco meses a la baja, mientras que los agrícolas moderaron su alza de 20.9 a 15.6 por ciento.

CAÍDA EN ENERGÉTICOS

El grupo de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno presentaron una disminución de 0.09 por ciento anual, lo que significó la segunda caída desde enero de 1983. Los productos energéticos descendieron 1.13 por ciento, con lo que sumaron cuatro meses a la baja, lo que no ocurría desde que hay datos disponibles, mientras que las tarifas autorizadas por el gobierno subieron 1.82 por ciento.

Analistas de la empresa de corretaje financiero SIF ICAP indicaron en un reporte que en lo que resta de la primavera y el verano, la inflación será influida por el cambio de fórmula que anunció la Secretaría de Hacienda para el cálculo de los precios de los combustibles.

“El 24 de diciembre la dependencia había anunciado un promedio móvil de los últimos dos meses, y ahora el 29 de abril reconsideró que será de cinco meses, con lo que se evitará el repunte violento, sobre todo de la gasolina Magna que es la de mayor ponderación en el INPC”, indicaron analistas de la firma en un reporte.

DEFLACIÓN

El índice inflacionario registró en abril una baja de 0.32 por ciento, ante la caída del componente no subyacente, de 1.96 por ciento, que se explicó por el inicio de los descuentos de verano sobre las tarifas eléctricas, así como por menores precios agrícolas.

El resultado fue mejor al estimado por el consenso de analistas, que pronosticaron una baja de 0.26 por ciento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Los precios de energéticos se redujeron 2.94 por ciento mensual debido a una reducción de 13.1 por ciento en las tarifas eléctricas. Además, los precios agrícolas se redujeron 1.39 por ciento ante fuertes contracciones en el precio de los jitomates, de 17.8 por ciento; en la cebolla, con 25 por ciento menos; el chile Serrano, de 26.5 por ciento, principalmente, lo que compensó el incremento de 62.5 por ciento en el precio de los limones.

“Mantenemos nuestra visión de una mayor presión inflacionaria durante 2016 por parte de este subconjunto de productos (índice no subyacente), si bien seguiremos observado una alta volatilidad en su comportamiento”, dijo Luis Adrián Muñíz, subdirector de análisis económico de Vector Casa de Bolsa.

En su opinión, es importante el comportamiento reciente de la inflación subyacente, que ha sido afectada por un mayor pass-through a varios meses de haber comenzado la depreciación del tipo de cambio.

“Esto anticipa mayores presiones inflacionarias en los meses próximos, consistentes con nuestro pronóstico de inflación al cierre del año de 3.3 por ciento”, mencionó Muñíz.