Economía

Inflación alemana se desacelera de nuevo en abril

12 febrero 2014 5:27 Última actualización 29 abril 2013 13:20

[Bloomberg] Los precios al consumidor crecieron 1.2% anual en abril, por debajo del 1.4% del mes anterior. 


 
Reuters
 
Berlín.- La inflación anual de Alemania creció a su menor ritmo en más de 2 años en abril, fundamentalmente debido a paquetes turísticos más económicos, y permaneció por debajo de la meta para la estabilidad de precios del Banco Central Europeo (BCE) por cuarto mes consecutivo.
 
Datos preliminares difundidos por la Oficina de Estadísticas mostraron que los precios al consumidor crecieron un 1.2% anual en abril, por debajo del 1.4% registrado el mes anterior. Un sondeo a 31 economistas estimaba un alza de precios del 1.4%.
 
Al ubicarse bien por debajo de la meta del BCE para la inflación de la zona euro en su conjunto -pautada en un 2%-, los datos alimentarán las expectativas de que el banco central recorte las tasas en su encuentro del jueves, por primera vez desde julio del 2012.
 
"Gran parte de la última caída se debe al efecto Pascuas, con precios de paquetes vacacionales más bajos, y también a los precios de la indumentaria (...), pero la tendencia subyacente es clara. La inflación alemana es baja y está en retroceso", dijo Christian Schulz de Berenberg Bank.
 
"La caída en la inflación bien por debajo de la meta del BCE vuelve más fuerte la posibilidad de un recorte de tasa y debería haber menos resistencia desde el Bundesbank alemán para tal medida", agregó.
 
En términos mensuales, los precios alemanes retrocedieron un 0.5% en abril, tras subir un 0.5% el mes previo. La caída superó el consenso pronosticado por el sondeo de Reuters, que marcaba una baja del 0.2%.
 
Los precios al consumidor en términos comparables con otros países de la Unión Europea (UE) mostraron una caída mensual del 0.5% y un incremento anual del 1.1%.
 
Economistas dijeron que el establecimiento de salarios más elevados en algunas industrias alemanas claramente no estaba generando presiones inflacionarias.
 
"Pese a incrementos salariales sustanciales en muchas industrias, no hay signos de presiones inflacionarias en Alemania. En cambio, el crecimiento en los salarios reales debería respaldar el consumo y, por lo tanto, mejorar el crecimiento", dijo Schulz.
 
Los datos finales de Alemania para abril serán publicados el 14 de mayo, según indicó la Oficina de Estadísticas.