Inflación acelera en primera quincena de mayo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Inflación acelera en primera quincena de mayo

COMPARTIR

···

Inflación acelera en primera quincena de mayo

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró una variación de 4.46% durante este periodo, cifra mayor a la estimada por analistas consultados por Bloomberg.

Redacción
24/05/2018
Actualización 24/05/2018 - 9:53
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 4.46 por ciento a tasa anual en la primera quincena de mayo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) este jueves.

La cifra de la primera quincena de este mes representa una aceleración en los precios al consumidor respecto a la segunda quincena de abril, cuando la inflación tuvo una variación de 4.41 por ciento a tasa anual.

El dato también fue mayor a lo esperado por el sondeo de analistas consultados por Bloomberg, que anticipaba una variación de los precios de 4.41 por ciento.

Desde enero de 2017, la inflación ha rebasado el objetivo del Banco de México (3 por ciento +/- 1 punto porcentual).

Durante la primera quincena de mayo, el aumento de precios en diversos energéticos le puso un ‘freno’ a una mayor disminución inflacionaria.

La contracción de costos que se venía observando en el gas doméstico LP se esfumó al registrar una variación al alza de 5.27 por ciento quincenal. A su vez, la gasolina magna presentó un aumentó de precios de 0.64 por ciento durante los primeros quince días de mayo.

Otros productos que presentaron alzas fueron el transporte aéreo (16.68 por ciento), el pollo (1.41 por ciento), los servicios turísticos en paquete (2.14 por ciento), suavizantes y limpiadores (1.65 por ciento), papel higiénico y pañuelos desechables (1.46 por ciento) y la naranja (14.74 por ciento).

En contraste, algunos productos presentaron importantes disminuciones durante este periodo, destacando la disminución de 22.32 por ciento que reflejó la electricidad y la caída de 25.88 por ciento que presentó el limón.

Algunas frutas y verduras continuaron con su tendencia a la baja durante el periodo, como son los casos del jitomate (7.77 por ciento), el melón (16.29 por ciento) y la zanahoria (5.32 por ciento).

En el agregado, el componente subyacente del índice -el cual contempla sólo el desempeño de los bienes y servicios de consumo, eliminando la volatilidad de los precios de agropecuarios y las tarifas predeterminadas como las de energéticos y transporte-, llegó a 3.69 por ciento a tasa anual.

Al interior del índice, los servicios se ubicaron dentro del objetivo inflacionario fijado por el Banxico, al registrar una variación anual de 3.37 por ciento y una variación quincenal de 0.18 por ciento.

En las mercancías se observó una variación quincenal de 0.06 por ciento y de 4.06 por ciento anual.

El componente no subyacente -que comprende los precios de bienes y servicios que son influenciados por factores externos como el clima o los mercados internacionales-, tuvo una variación a tasa anual de 6.79 por ciento.

En el agregado, destacó la disminución quincenal de 1.6 por ciento que presentaron las frutas y verduras y la disminución de 0.16 por ciento de los productos pecuarios (leche, carne, huevo, miel entre otros).

Alberto Ramos, analista económico de Goldman Sachs consideró que las cifras vistas entre enero y mayo deberían dar ‘consuelo’ al Banco Central mexicano.

“Los precios de los alimentos perecederos han disminuido 14.4 por ciento en lo que va del año, aunque algunos energéticos como el gas LP y la gasolina magna continúan agregándole presión a la inflación”, agregó.

En su variación quincenal, el índice disminuyó 0.29 por ciento, mientras que el componente subyacente registró un aumento de 0.13 por ciento y el no subyacente bajó 1.51 por ciento.

Con información de Héctor Usla.