Economía

Inestabilidad guatemalteca aleja a IED

La economía de Guatemala puede verse afectada por la 
turbulencia política de los últimos meses y sufrir una desaceleración en su crecimiento, según con FocusEconomics,
que señala que la situación puede expandirse a toda la región.
Leticia Hernández
18 junio 2015 23:23 Última actualización 19 junio 2015 5:5
Guatemala

La inestabilidad política puede afectar el desempeño económico de Guatemala. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La inestabilidad política en Guatemala tendrá repercusiones en el desempeño de su economía y en el arribo de inversión extranjera, al afectar su imagen. Estos efectos se expandirán a la región de Centroamérica, consideraron analistas.

Con la turbulencia política y las movilizaciones sociales en las últimas semanas exigiendo la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, quien es acusado de corrupción, se está produciendo una desaceleración del crecimiento, de acuerdo con un reporte de FocusEconomics. La actividad económica pasó de 4.4 por ciento anual en marzo a 3.9 por ciento en abril.

Ante la escalada de la crisis política, la calificadora Moody’s recientemente puso en perspectiva negativa su deuda soberana.

“La probabilidad de que los acontecimientos políticos internos puedan afectar negativamente a la estabilidad macroeconómica y la solidez financiera del gobierno sigue siendo baja, pero se ha incrementado como consecuencia de la incertidumbre que rodea el resultado de la crisis política”, afirmó la agencia.




Añadió que no se descarta la posibilidad de que una prolongada crisis política lleve a una institucional y de gobernabilidad, con periodos de imprevisibilidad de la política económica y afectación de las perspectivas macroeconómicas.

“Siendo Guatemala un país con unas instituciones tan débiles, al punto que su sistema de justicia en materia de crimen organizado ha tenido que ser entregado a la ONU, esta incertidumbre y crispación social juega en contra de la imagen del país como destino de inversión extranjera”, dijo Juan Carlos Hidalgo, analista político del Instituto Cato.
Un posible impacto se percibe para todo Centroamérica.

“México es un mundo aparte, pero sí crea una imagen de una región con muchos problemas, con alto nivel de corrupción y criminalidad y no es bueno -en particular- para Centroamérica”, apuntó.

Carlos González Arévalo, investigador del Departamento de Investigación y Consultoría Económica de ASIES en Guatemala, indicó que hasta ahora los indicadores de las principales variables no reflejan ningún impacto, como lo confirman autoridades del banco central.