Economía

Industria panificadora prevé venta de 15 millones de kilos de rosca

Pese a los incrementos de las materias primas, los precios serán similares a los del año pasado; van de los 110 a los mil pesos el kilo, explicó Erick Navarrete Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México.
Héctor A. Chávez Maya
06 enero 2015 16:3 Última actualización 06 enero 2015 16:3
Rosca de Reyes. (Cuartoscuro/Archivo)

Tradiciones

Al final de la celebración de Día de Reyes, la industria panificadora habrá logrado la comercialización de 15 millones de kilos de rosca, niveles similares a los alcanzados durante 2014 debido a que el ingreso de los consumidores no ha sido el óptimo, aseguró Erick Navarrete Aguilar, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México.

Pese al incremento en los precios de las materias primas, que en las últimas semanas podría llegar hasta el 7 por ciento, no ha habido repercusión en el precio a los consumidores debido a que se trata de materias primas con insumos del año pasado.

“Se han incrementado, pero el precio se pactó desde el año pasado, entonces ya son frutas secas de nuestros inventarios, y aunque haya movimiento no se ve reflejado en el costo de la rosca”.


Informó que los consumidores verán precios desde los 110 a los mil pesos por kilo, debido a que se cuenta con una gran diversidad de productos que van desde las tradicionales roscas hasta las rellenas de con crema, frutos secos y de alta repostería, además de las marcas y las tiendas donde se adquieran.

Por otro lado, al hacer un balance de la situación del sector al cierre del 2014, dijo que fue un mal año para los panaderos en general, pues el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) ha causado daños económicos a esta industria en la venta de pan de dulce propiciando el estancamiento del sector.

Y por otra parte se han registrado un incremento en las ventas de los informales que ya ocupan el 35 por ciento de las ventas de pan a nivel nacional.

“El impuesto tuvo una afectación en las venta de la panadería tradicional legalmente establecida porque de acuerdo a la información el consumo de harina sigue siendo de la misma cantidad, lo que no es en el mercado establecido y al única explicación que hemos encontrado es que va al mercado informal”.

Dijo que este impuesto del 8 por ciento aplicado desde el año pasado ha multiplicado las panaderías informales que dejan de pagar impuestos, seguro social, y que no tienen ningún papel ni restricción.

Finalmente, consideró que para este 2015 la industria panificadora espera mantenerse en los mimos niveles de consumo pues “si los panaderos incrementamos precios se ve reflejado en las ventas lo cual empeoraría la situación de las panaderías”.