Economía

Industria de calzado
será exitosa con nueva estrategia: Hacienda

A pesar de que la industria del calzado es una de las principales proveedoras del mercado estadounidense, no ha crecido al ritmo deseado debido a prácticas anticompetitivas, por lo que el decreto emitido el pasado viernes contempla establecer medidas para consolidar y elevar la productividad de este sector.
Notimex
31 agosto 2014 18:43 Última actualización 31 agosto 2014 18:43
Zapatillas en venta. (Archivo)

El sector del calzado mexicano tendrá medidas que eleven su productividad, reportó la SHCP. (Archivo El Financiero)

CIUDAD DE MÉXICO.- En apoyo a la industria del calzado nacional, el gobierno federal presentó una nueva estrategia que pretende frenar las prácticas de competencia desleal y establecer condiciones que permitan a la industria nacional competir y ser exitosa.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) destacó que la industria del cuero y el calzado tiene más de 400 años en México y su principal desarrollo se encuentra en el estado de Guanajuato, donde se concentra 70 por ciento de la producción nacional.

El sector ocupa a más de 120 mil personas en el curtido y acabado de cuero y piel, y fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, y la mayoría de estos puestos de trabajo se concentra en Guanajuato, Jalisco, México y el Distrito Federal.


En el Informe Semanal de su Vocería, la dependencia federal apunta que hoy es una de las cinco principales proveedoras del mercado de Estados Unidos, al exportar a ese país 84 millones de pares de zapatos al año, lo que en 2013 equivalió a 484 millones de dólares.

Sin embargo, pese al crecimiento que ha tenido el sector en años recientes, su desarrollo no ha sido pleno debido, entre otros aspectos, a la importación de mercancías a precios subvaluados, lo que ha afectado la participación de la industria en el mercado interno.

“Estas prácticas anticompetitivas han afectado el desempeño de los productores nacionales, ocasionado la pérdida de empleos y el crecimiento de la economía informal y desincentivando la inversión en el sector”, lamenta la dependencia.

Ante ello y al considerar las peticiones de los productores para impulsar el desarrollo de la industria, el Ejecutivo expidió el “decreto por el que se establecen medidas para la productividad, competitividad y combate de prácticas de subvaluación del sector calzado” el pasado 29 de agosto en el Diario Oficial.

Dicho ordenamiento establece que tanto la SHCP como la Secretaría de Economía, en el ámbito de sus respectivas competencias, establecerán medidas para consolidar al sector calzado, elevar su productividad y competitividad, así como para prevenir y combatir las prácticas de subvaluación de mercancías importadas.

Así, la Secretaría de Economía se encargará de diseñar e implementar una política industrial que propicie la innovación, el crecimiento y el fortalecimiento de la industria del calzado.

Dicha política considera cuatro ejes fundamentales en los que el gobierno federal trabaja conjuntamente con la industria: desarrollo de capacidades industriales; promoción e implementación de procesos de innovación; impulso al desarrollo de proveeduría y canales de distribución, y promoción de calzado mexicano en mercados extranjeros.

Por su parte, las acciones de la SHCP están encaminadas a la prevención y combate de la práctica de subvaluación de mercancías importadas, así como a apoyar el financiamiento del sector a través de la banca de desarrollo.

En este contexto, se prevé la aplicación de ocho medidas de carácter aduanero para prevenir las prácticas de competencia desleal.

De esta manera, se suspende la desgravación arancelaria a las importaciones de calzado terminado; se restablecen los precios estimados de garantía en la importación de calzado; se definen aduanas exclusivas para la importación de calzado; se establece el Padrón Sectorial de Importadores de Calzado.

Además, se instituye la obligación de realizar avisos anticipados por importaciones; se plantean revisiones y auditorías a todas las importaciones de calzado; se contará con la participación de observadores de la industria en las aduanas, y desdoblamiento de fracciones arancelarias.

Lo anterior representan una política industrial específicamente diseñada con y para la industria; financiamiento de la banca de desarrollo para impulsar de manera clara al sector; y un cambio de paradigma respecto a las importaciones desleales a través de medidas contundentes y claras en materia aduanera y de comercio exterior.

“De esta manera se pretende frenar las prácticas de competencia desleal, haciendo cumplir la ley y estableciendo condiciones que permitan a la industria nacional competir y ser exitosa”, resalta la Secretaría de Hacienda.

La dependencia reitera el compromiso del gobierno de la República de continuar con las acciones necesarias para impulsar a sectores estratégicos, como el del calzado, fuente impulsora del desarrollo regional y nacional, creadora de empleos y de bienestar para las familias mexicanas.