Economía

Confianza de inversores alemanes sube a máximo de 11 meses

Luego de un segundo trimestre con un crecimiento económico débil, la confianza de analistas e inversores alemanes aumentó en enero por tercer mes seguido debido a los bajos precios internacionales del petróleo y la debilidad del euro.
Reuters
20 enero 2015 8:48 Última actualización 20 enero 2015 9:41
Confianza sobre la economía alemana

El índice mensual de confianza económica subió a 48.4 en enero desde 34.9 en diciembre.

MANNHEIM, Alemania.- La confianza de analistas e inversores alemanes aumentó en enero por tercer mes consecutivo debido a los bajos precios del petróleo y la debilidad del euro, lo que mejoró las esperanzas de un repunte en la economía más grande de Europa después del flojo crecimiento en el segundo semestre del año pasado.

El centro de estudios ZEW, con sede en Mannheim, informó que su medición mensual de confianza económica subió a 48.4 en enero desde 34.9 en diciembre, para alcanzar su nivel más alto desde febrero del año pasado. La cifra superó una previsión de 40.0, según el consenso de un sondeo de Reuters.

El subíndice de las condiciones actuales subió a 22.4 desde 10.0 en diciembre y superó el pronóstico de los analistas, que estimaban un nivel de 14.8.


El índice se basa en una encuesta a 233 analistas e inversores realizada entre el 5 de enero y el 19 de enero.

Los inversores dejaron de lado las turbulencias del mercado vinculadas con las próximas elecciones de Grecia y el movimiento del Banco Nacional de Suiza para eliminar un tope en la cotización del franco, dijo el ZEW, agregando que el previsto alivio cuantitativo del Banco Central Europeo se refleja en el precio del euro.

"La reducción de los precios del crudo y una depreciación del euro han contribuido a una ganancia adicional del indicador", dijo el presidente del ZEW, Clemens Fuest, en un comunicado.

Datos de la semana pasada mostraron que el consumo privado y el comercio internacional alimentaron una expansión de 1.5 por ciento en la economía alemana el año pasado, su mejor desempeño en tres años.

Pero una contracción en el segundo trimestre y la debilidad en el segundo semestre generaron dudas sobre la fortaleza y el ritmo del crecimiento este año.

Fuentes de la coalición han dicho que el gobierno podría revisar al alza su previsión de la expansión para este año a 1.5 por ciento desde 1.3 por ciento y los economistas citan el bajo precio del petróleo y la caída del euro como aspectos positivos.

Jennifer McKeown de Capital Economics dijo que la subida del ZEW sugiere que la confianza se sostiene bien y que la expansión podría acelerarse de nuevo, pero advirtió que si la situación griega se deteriora o si el plan de impresión de dinero del BCE decepciona, el panorama podría nublarse.

"Presumiblemente cualquier preocupación sobre el efecto de la crisis griega en la economía alemana fue contrarrestado por expectativas de alivio cuantitativo del BCE y esperanzas de un impulso a las exportaciones por el debilitamiento del euro", dijo.

El economista del ZEW Michael Schroeder dijo que no había preocupaciones explícitas sobre deflación.

"Respecto a las expectativas (sobre el euro) para los próximos seis meses, la mayoría de nuestros expertos ven un declive adicional, por lo que ya esperan que el BCE decida la flexibilización cuantitativa y las medidas concretas podrían proceder", dijo.