Economía

India podría ser el último de los BRIC

La caída de los precios del petróleo ha contribuido a que el gobierno reduzca su déficit de presupuesto y que el banco central dé un margen para bajar las tasas de interés.
Bloomberg
09 febrero 2015 13:39 Última actualización 09 febrero 2015 13:39
Contaminación en Nueva Delhi, India. (Bloomberg)

Contaminación en Nueva Delhi, India. (Bloomberg)

Mientras que Brasil, Rusia y China se topan con obstáculos, es el miembro más pobre del grupo de mercados emergentes de Goldman Sachs el que se ha convertido en el niño mimado de los inversores mundiales. El Fondo Monetario Internacional pronostica que el año que viene India crecerá más rápido que sus pares del BRIC por primera vez desde 1999.

En lo que va del año, se han volcado a las acciones y bonos del país más de siete mil millones de dólares, que se suman a los 42 mil millones de dólares del año pasado. El índice accionario de referencia del país marcó un récord a fin del mes pasado. La caída de los precios del petróleo contribuye a que el gobierno reduzca su déficit de presupuesto y da al banco central un margen para bajar las tasas de interés.

Dan más brillo a la situación las promesas del primer ministro Narendra Modi de facilitar las inversiones de las empresas en India y la firme decisión del banco central, al mando del ex economista jefe del FMI Raghuram Rajan, de mantener a raya la inflación.

Desde que asumió su cargo en mayo, Modi empezó a eliminar los trámites burocráticos, rogó a los fabricantes que trasladaran sus plantas al país y utilizó decretos para obligar al parlamento a aprobar leyes que favorecieran la inversión en seguros y carbón.

En el Banco de la Reserva de India, Rajan apuntaló con éxito la rupia después que en 2013 cayera a un mínimo récord. Luego postergó la rebaja de las tasas de interés hasta el mes pasado, cuando tuvo evidencias de que la inflación se encaminaba a estar por debajo de la meta.

CONFIANZA DE LOS MERCADOS

“Probablemente haya más historias positivas que contar sobre India que sobre los demás miembros del BRIC en este momento”, dijo Neil Shearing, economista jefe de mercados emergentes de Capital Economics en Londres. “El mercado respalda a Modi y la idea de un crecimiento muy rápido”.

India no carece de desafíos en tanto trata de alcanzar a otras grandes naciones en desarrollo. Su producto interno bruto per capita, que se ubica en mil 165 dólares desde 2013, es menos de un tercio del de China, que llega a tres mil 583 dólares, de acuerdo con los datos del Banco Mundial.

Cuando China se hallaba en el nivel de desarrollo de India, registró un crecimiento económico promedio récord de alrededor del 10 por ciento en la década siguiente. Pocos pronosticadores prevén que India pueda emular ese desempeño, ya que se ve acosada por faltantes de energía, cuellos de botella en el transporte y escasez de mano de obra calificada.

“Hay un enorme potencial en India pero los optimistas quizá se hayan adelantado un poco”, señaló Shearing. “La cuestión aún no está definida pero para fin de año sabremos más”.

Hoy, el gobierno de Modi dará a conocer las estimaciones actualizadas de PIB para el año fiscal que termina en marzo. Rajan, por su parte, ha subrayado que el país tiene mucho trabajo por delante para garantizar un repunte sostenido del crecimiento.

“Todavía estamos llegando al borde del bosque, más que saliendo de él”, declaró el gobernador del Banco de la Reserva en una entrevista del 4 de febrero con Bloomberg TV India. “Lo que veo en la economía india es una recuperación”.