Economía

Incertidumbre pegaría a banca si gana Trump

La morosidad para las empresas y las exportaciones de firmas mexicanas serían factores que afectarían al país si Donald Trump conquista la Casa Blanca, expresaron analistas.
Jeanette Leyva
15 agosto 2016 22:47 Última actualización 16 agosto 2016 5:0
El señuelo fiscal de Trump.

El sólo hecho de que llegue Trump a la presidencia generará presiones, estiman analistas. (Archivo)

En el mediano y largo plazo la eventual llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos podría generar problemas en México, al generar incertidumbre para las inversiones e incrementar la morosidad en el sector empresarial.

Lo anterior, explicaron especialistas, es que con un mayor proteccionismo, como se ha planteado, las empresas mexicanas se verían afectadas en la exportación de sus productos y con ello, podrían iniciarse problemas para el pago de los financiamientos y caer en morosidad.

Pedro Tello, socio director de Robledo, Tello y asociados, reconoció que en Estados Unidos los mismos republicanos ven con preocupación la aspiración presidencial de Trump por las ideas que en materia económica ha expresado, ya que rebasan el ámbito político y pueden afectar a las economías.

“Si hace realidad la salida de TLC y la renegociación de acuerdos económicos con otras naciones como lo ha señalado, tendrá que pasar por la autorización del Congreso y no sé ve sencillo que eso ocurra, pero el solo hecho de pronunciarse en ese sentido tendría un impacto directo en el sector financiero, en la Bolsa Mexicana de Valores, en el mercado cambiario y en la banca”, dijo.

Indicó que el sólo hecho de que llegue a la presidencia generará presiones y si en su discurso de toma de posesión ratifica lo que ha venido diciendo, aunque no lo pueda llevar a cabo, ocasionaría incertidumbre e inseguridad en los mercados financieros y le pegará a la operación de los bancos.

Marcos Ramírez, director general del Grupo Financiero Banorte, aseguró que no tienen en su escenario central que gane Trump, sino que sea la demócrata Hillary Clinton, con lo cual la forma de trabajar con el vecino país no tendría cambios.

Banorte tiene en Estados Unidos un banco, el cual explicó Ramírez, se encuentra operando de forma positiva tras los problemas que sufrió en el pasado y que ameritó multas de los reguladores de ese país.