Economía

Incentivos financieros, la herramienta para retener talento en fusiones

Un estudio de Mercer indica que 7 de cada 10 compañías utilizan bonos para evitar fugas de talento y disminuir las tasas de rotación de personal en adquisiciones y fusiones, haciéndolos llegar a los empleados de la base piramidal y no solo a los niveles ejecutivos.
Leticia Hernández
25 julio 2017 23:43 Última actualización 26 julio 2017 4:55
Dinero en efectivo

Dinero en efectivo. (Cuartoscuro)

Con el fin de retener talento en un proceso de fusión o adquisición, se estima que 7 de cada 10 compañías utilizan incentivos financieros como parte de su estrategia, según el estudio “El riesgo de perder talento en los procesos de fusiones y adquisiciones: El arte y la ciencia de la retención del talento”, elaborado por la consultora especializada en Recursos Humanos, Mercer.

Estrategia
México sigue la práctica global de retener a ejecutivos y talento clave en las fusiones para evitar fuga de capital intelectual .
Inversión
En las adquisiciones mundiales se observan compradores con gran liquidez que buscan retener a personas adecuadas para impulsar resultados.
Riesgo
Utilizar los programas de retención de empleados evita que baje la productividad por rotación de personal dentro de las empresas que realizan la fusión.

Adriano Silva, director de Fusiones y Adquisiciones de Mercer México, dijo que en México las cifras van en línea con la tendencia global, con el punto a destacar de una práctica más generalizada de bajar hacia los niveles de la pirámide y considerar los bonos de retención también para los empleados de la base y no sólo en los niveles de gerencia o directivos.

“El 35 por ciento de la pirámide laboral son empleados de mandos medios hacia abajo y en ese segmento de puestos de trabajo, la implementación de programas de retención de talento se han incrementado en un 150 por ciento en los últimos 5 años”, dijo a El Financiero.

Explicó que ante la competencia por talentos y mano de obra calificada en zonas como la del Bajío, en donde se han levantado clústeres de las industrias de autopartes, manufactureras y aeroespaciales, también está creciendo la práctica de programas de retención a fin de frenar las tasas de rotación de personal que alcanzan hasta un 50 por ciento.

Entre los diferentes tipos de incentivos destaca el financiero como el de mayor atractivo para el empleado al permitir cubrir sus costos de vida, bienestar y movilidad; sin embargo, otros componentes de compensación como un buen seguro de gastos médicos y beneficios de largo plazo como planes de retiro, pueden ayudar a complementar el bono de retención a esos empleados, señaló.

Elevadas tasas de rotación de personal restan productividad a la empresa debido a los recursos invertidos tanto monetarios como de tiempo, capacitación y especialización del personal, por lo que implementar programas para retener el capital humano es una estrategia acertada, apuntó el directivo.