Economía

Impuesto de 8% a ‘chatarra’ provocará inflación: Concamin

10 febrero 2014 4:13 Última actualización 31 octubre 2013 1:7

[Industriales consideran que esta medida obedece a intereses políticos / Bloomberg]


 
Isabel Becerril
 
Al externar su rechazo a la aplicación del IEPS de 8 por ciento a los “mal llamados productos chatarra” y de un peso por litro a bebidas azucaradas, Francisco Funtanet Mange advirtió que los impuestos especiales aprobados por los senadores generarán inflación y serán un obstáculo para la inversión, la competitividad y el avance de la economía.
 
El presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) aseveró que con esa decisión, que “obedece a intereses políticos personales”, se afecta severamente a cientos de empresas y a cerca de 800 mil empleos en el país, porque ese sector aporta 4.12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
 
En entrevista, acusó al senador perredista Armando Ríos Piter de impulsar el gravamen a los alimentos de alto valor calórico y de convertirse en el fiel de la balanza en las votaciones de la Cámara Alta.
 

Explicó que la decisión de aplicar el IEPS a ese tipo de alimentos y a bebidas azucaradas (de un peso por litro), se ha manejado bajo un doble discurso por parte de algunas de las fuerzas políticas del país, en particular del PRD que se ha manifestado en contra de gravar con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos, pero en el Congreso se promueve de “último momento y por la puerta trasera”, un nuevo impuesto, situación que es incongruente.
 
Aseguró que el problema de la obesidad en México sólo podrá enfrentarse de manera integral, con políticas de salud, educación y deporte, y exigió a los promotores y defensores de la propuesta de que se graven los alimentos con elevado valor calórico lo hagan abiertamente y asuman los costos políticos de la medida, “no aprueben un impuesto de forma velada”.
 
Austeridad
 
En otro tema, a unos días de que inicie la discusión del Presupuesto de Egresos 2014, en un comunicado pidió que sea respetado el plan de austeridad en el gasto corriente, se fortalezca y amplie la inversión pública y se coloquen “candados” para evitar el incremento de la deuda pública en las tres instancias de gobierno.
 
En un comunicado consideró que se debe reactivar la obra pública para amortiguar la desaceleración y asegurar que la mayor parte de las compras gubernamentales y los programas de inversión previstos para 2014 se realicen en la primera mitad del año.
 

Insistió en que se debe racionalizar el gasto público a partir de una exhaustiva revisión de los programas presupuestarios vigentes, sus objetivos y resultados, a fin de eliminar los que no se justifiquen.