Economía

Improbable ola de impagos post Brexit

Un informe de Moody’s Investors revela que es poco probable una oleada de incumplimientos de pago post-Brexit por parte de empresas, tras las salida del Reino Unido de la UE.
Jassiel Valdelamar
07 julio 2016 22:30 Última actualización 08 julio 2016 5:0
brexit

Sólo hubo seis firmas que cayeron en impago dentro de los países que conforman el grupo EMEA en el segundo trimestre del año. (Bloomberg)

Aunque hubo un aumento de los impagos entre las empresas no financieras de Europa, Medio Oriente y África (EMEA, por sus siglas en inglés) en el segundo trimestre de 2016, es poco probable que la salida del Reino Unido de la Unión Europea provoque una oleada de incumplimientos de pago adicionales durante el resto del año, de acuerdo con un informe elaborado por Moody’s Investors.

William Coley, vicepresidente senior de Moody’s y autor del informe, aseguró que una serie de incumplimientos de pago post-Brexit es poco probable ya que los riesgos relacionados con este evento son manejables para la mayoría de las empresas, pues la liquidez corporativa sigue siendo fuerte y los precios del petróleo se han recuperado desde los mínimos recientes, aliviando algo de la presión sobre las empresas relacionadas con materias primas.

Según el documento, sólo hubo seis empresas que cayeron en impago dentro de los países que conforman el grupo EMEA en el segundo trimestre del año, frente a un total de siete para el 2015 en su conjunto.

Dos de estas empresas: New World Resources NV y Consolidated Minerals Limited que cayeron en default se encuentran en el sector minero; Bridge HoldCo 4 Ltd./ Bridon en el sector de la manufactura y las tres restantes están en el comercio minorista, Edcon Holdings Limited; papel de periódico, Norske Skogindustrier ASA y el manejo de residuos, Italia.

Por su parte, tres de las empresas: Norske Skog, ConsMin y Bridon, en situación de impago tuvieron problemas con el tipo de cambio, mientras Edcon y Waste Italia presentaron pérdidas en el ejercicio y la última empresa, New World Resources, terminó en quiebra.

Algunas otras compañías de EMEA con calificación crediticia baja ya están en el camino hacia la probable omisión de pagos. Por ejemplo, Brunswick Rail ya comenzó negociación de reestructura.