Economía

Advierten desabasto en ropa y calzado en la frontera por alza de arancel

Debido a un aumento en el arancel de 25 a 30 por ciento más IVA, cuando era de 0 a 5 por ciento, importadores de la frontera norte del país estiman que el cliente final tendrá que pagar el adicional o realizar compras de ropa y zapatos en Estados Unidos.
Corresponsal Eliud Ávalos
18 julio 2016 16:0 Última actualización 18 julio 2016 16:43
zapatos

El volumen de pares importados disminuyó de 100 millones en 2014 a 80 millones en 2015. (Foto: Rocío Hernández Monreal)

TIJUANA.- La frontera está al borde de sufrir desabasto en ropa y calzado, debido a que los importadores de este tipo de productos no pueden comprar en Estados Unidos por el aumento a los aranceles, manifestó Pedro Romero, quien habló a nombre de los empresarios del ramo.

De acuerdo con datos de los importadores, a la frontera sólo llega el 20 por ciento de la producción textil de la industria nacional, el 80 por ciento restante se importa primordialmente de Estados Unidos.

El pasado 6 de enero se modificaron las fracciones para calzado y en textiles fue el 10 de mayo y ahora pagarán de 25 a 30 por ciento de arancel más IVA, cuando antes era de 0 a 5 por ciento.


Según comentó, les preocupa porque los comerciantes inician la compra de producto por el regreso a clases y la temporada de fin de año. Si no se publica la modificación arancelaria, no habría forma de cumplir con la demanda.

“Por años nos hemos mantenido competitivos al internar mercancía legalmente al país sin un arancel adicional, lo que permite ofrecer a los clientes un precio similar. Esto va afectar a la economía familiar porque se reflejaría en el precio al consumidor final”.

Las fracciones con aumento representan el 50 por ciento del movimiento de prendas de vestir caso de camisas, pantalones, pantalones cortos, ropa para bebé, ropa interior, que son las de mayor volumen sin importar su fibra o composición.

Detalló que en el calzado fueron afectadas las principales fracciones, aunque hay unas de menor uso que sí mantuvieron la exención del arancel.

Previó fuga de consumidores a Estados Unidos para adquirir todos estos productos o en su defecto el cliente final tendrá que pagar de un 25 a 30 por ciento adicional por el arancel a pagar.

En cuanto al producto que viene del interior del país, dijo que no tiene problema, pero insistió en que en México no se produce todo lo que demanda el mercado nacional. Apuntó que lo que muchos hicieron es dejar de comprar y de meter las órdenes.

POLÍTICA PARA INHIBIR IMPORTACIONES

Mario Escobedo Carignan, vicepresidente ejecutivo de Canaco Tijuana, argumentó que hay un interés del gobierno de la República por implementar una política que inhiba las importaciones.

“Crearon nuevas tarifas sin preferencia arancelaria, no quiero ser mal pensado pero sucede justo cuando los comerciantes tienen que realizar las compras para el regreso a clases y para ventas de fin de año”.

El decreto de fronteras que incluiría a textiles y calzado, sigue en lista de espera para su publicación, lo cual, advirtió, puede generar un problema social por el desabasto y el fomento al mercado negro y contrabando.

: