Economía

IMP, sin localizar gas ni aceite shale en Coahuila

Las exploraciones aún no concluyen porque suponen que existen yacimientos a un kilómetro de profundidad.
Magda Guardiola/Corresponsal
30 mayo 2014 9:38 Última actualización 30 mayo 2014 10:12
Industria petrolera

Aún no existe la certeza de que existan yacimientos para extraer gas y aceite shale, informó el IMP. (Reuters/Archivo)

GUERRERO, Coah.- El Instituto Mexicano del Petróleo aún no localiza gas ni aceite shale al norte de Coahuila, aunque supone que existen yacimientos a un kilómetro de profundidad.

El director de proyectos del Instituto Mexicano del Petróleo, Rafael Ávila Carrera, dijo respecto a las exploraciones para localizar gas y aceite shale en la entidad que debido a que aún no concluye la búsqueda, no se puede precisar que existan yacimientos.

Supone que el hidrocarburo se localiza a un kilómetro de profundidad aunque dijo que detectaron zonas en la parte sur de Coahuila, cerca de Nuevo Laredo, en la que es más lo que se tiene que perforar.


Las exploraciones que el Instituto Mexicano del Petróleo realiza están enfocadas a la localización de aceite shale.

DESCARTAN DAÑO A ACUÌFEROS POR FRACKING

El Instituto Mexicano del Petróleo descartó riesgo de contaminación a los acuíferos de la zona norte de Coahuila, tras asegurar que el agua a utilizarse para la extracción de gas y aceite shale se extraerá de profundidades no mayores a los tres kilómetros de profundidad.

“Principalmente estamos tratando de detectar el aceite, por lo que la parte exploratoria es muy primeriza en los aspectos del ciclo industrial, y en lo que se refiere al agua, esta se da en el momento en que se empiece a perforar, dentro de tres o cuatro años”, indicó el director de proyectos del Instituto Mexicano del Petróleo, Rafael Ávila Carrera.

Agregó que el agua a utilizarse con la técnica del fracking es agua no apta para consumo humano, agrícola o ganadero, por lo que no causa ningún impacto en los mantos superficiales.

“No intervenimos en el agua que es de uso de primera mano, o para actividades ganaderas, agrícolas o de consumo humano, porque es agua con altas concentraciones de sal, muy parecida a la del mar”, subrayó.