Economía

Imco ve riesgo en dar
a Pemex recursos pedidos en la Ronda Cero

Asesores del Instituto advirtieron que, de autorizarse los recursos, se perdería el incentivo para la competencia y se aumentaría el riesgo de corrupción en el sector
Sergio Meana
09 abril 2014 12:12 Última actualización 09 abril 2014 12:19
pemex

Analistas consideran que darle a Pemex más áreas de las que es capaz de administrar iría en detrimento de de entidad paraestatal (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si la Secretaría de Energía (Sener) dota a Petróleos Mexicanos (Pemex) de todos los recursos que pidió en la Ronda Cero se demeritaría toda la reforma energética, consideraron este miércoles asesores del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Ello derivaría en que para acceder a reservas en México se necesitaría pasar por la paraestatal, lo que si sucediera el incentivo sería hacia un sector corrupto, dijo Juan Carlos Quiroz, asesor externo del Instituto para temas energéticos.

"Se perdería el incentivo para la competencia y la eficiencia y se mantendría el incentivo para la corrupción en el sector", indicó Quiroz. Incluso se perdería el beneficio de la reforma energética.


"El riesgo es perpetuar la regla, es mantener a Pemex como el agente que controla y regresar a la falta de transparencia, a la falta de rendición de cuentas que hemos visto muy recientemente, perderíamos el beneficio de la reforma energética", señaló Quiroz.

En la misma conferencia de prensa Monserrat Ramiro, analista del Imco del sector energético, dijo que darle más áreas a Pemex de la que es capaz de explotar iría en detrimento de la propia empresa.

"Si a Pemex se le asignan reservas más allá de lo que tenga capacidad técnica y financiera se caería en un riesgo grave: le quita competitividad técnica a Pemex, estaría dejando aquellos campos en los que tiene ventaja para invertir en los que no tiene experiencia", apuntó Ramiro.

CLAVES DE LEYES SECUNDARIAS

Sobre el contenido de las leyes secundarias Quiroz afirmó que los principales puntos serán la reorganización institucional, la definición de contratos y licencias, el régimen fiscal a nuevas inversiones, las reglas para gestionar ingresos petroleros, así como las leyes de seguridad industrial y protección al medio ambiente.

Enfatizó que será vital marcar cuándo se debe utilizar un contrato de producción o utilidad compartida y cuándo una licencia.

Además de las leyes secundarias, cuyo límite constitucional para ser aprobadas vence a finales de este mes, deberán separar los principales roles del sector, principalmente, el diseño de la política pública, de la autoridad fiscal, de los reguladores y de la autoridad del medio ambiente.

Fiscalmente se deberán de tener distintos regímenes para cada tipo de proyecto, que cuenten con la flexibilidad de adaptarse a distintas circunstancias, agregó Quiroz.

El objetivo del Estado está muy claro en este tema: maximizar el ingreso del Estado para lo que se deberán tomar las experiencias internacionales que en promedio toman entre el 65 y el 85 por ciento de la renta petrolera.