Economía

IFC designa nuevo Country Manager
para México

Ary Naïm fue designado como el nuevo Country Manager de la Corporación Financiera Internacional en sustitución de Roberto Albisetti y cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector financiero privado y multilateral.
Redacción
14 enero 2015 17:50 Última actualización 14 enero 2015 17:50
Ary Naïm

Ary Naïm fue nombrado Contry Manager para Máexico del IFC.(Cortesía IFC)

La Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) designó a Ary Naïm como su nuevo Country Manager en México, sustituyendo a Roberto Albisetti, quien encabezó la oficina mexicana durante los últimos cinco años y ahora asume nuevas responsabilidades para IFC en Panamá.

Sobre los objetivos que tiene el nuevo Country Manager de IFC en el país, Naïm explicó que “de 2010 a 2014, el IFC ha invertido en México mil 500 millones de dólares y movilizado otros 2 mil millones de dólares. Planeamos jugar un rol aún más importante en los años venideros para impulsar el desarrollo económico incluyente del país”.

El IFC es la entidad del Banco Mundial que se enfoca en la promoción de la inversión privada para el desarrollo y anteriormente, Naïm dirigía las actividades de este organismo en la República Dominicana y Haití. En México, se encargará de coordinar e implementar la estrategia del organismo así como de las relaciones con socios de los sectores públicos y privados.


A través de un comunicado, el IFC indicó que Naïm estudió la carrera de ingeniería en Francia y cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector financiero privado y multilateral. Ha trabajado en Europa, Medio Oriente, África del Norte, África Subsahariana, Asia, Centroamérica y el Caribe. Sus áreas de especialización son la gestión de riesgo de crédito, financiación de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) y diseño de políticas públicas para el sector privado.

El IFC, miembro del Grupo Banco Mundial, es la mayor institución internacional de desarrollo dedicada exclusivamente al sector privado; tan sólo en el ejercicio de 2014, proporcionó más de 22 mil millones de dólares en financiamiento para mejorar la vida de habitantes de países en desarrollo.

La organización, que opera en México desde 1957, señaló en el comunicado que su estrategia en el país está centrada en proyectos de inversión y asesoría que ayuden a acelerar el crecimiento, mejorar la competitividad, promover la inclusión social y reducir la pobreza.