Economía

HSBC busca cerrar caso de hipotecas en EU

El banco está negociando con el Departamento de Justicia la resolución de la venta de bonos hipotecarios tóxicos hace más de una década, por lo que sostiene reuniones con el Gobierno de Trump, informaron fuentes cercanas al caso a Bloomberg.
Bloomberg
05 julio 2017 9:5 Última actualización 05 julio 2017 9:59
HSBC (Reuters)

HSBC (Reuters)

HSBC Holdings está negociando para resolver una investigación de Estados Unidos sobre la venta de bonos hipotecarios tóxicos realizada hace una década, según personas al tanto del tema, lo que podría anticipar cómo el Departamento de Justicia de Donald Trump lidiará con los bancos globales.

El banco, con sede en Londres, sostuvo al menos una reunión con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y tiene programado hacerlo de nuevo, dijeron tres personas que solicitaron el anonimato porque las negociaciones son confidenciales.

Las dos partes siguen muy alejadas una de otra en las discusiones con los abogados de la dependencia federal, mientras que los designados por la administración de Trump aún no aportaron lo suyo, dijo una de las fuentes. Llegar a una resolución, de ser posible, podría lograrse en semanas o incluso meses, señalaron los entrevistados por Bloomberg.

Si HSBC llega a un acuerdo con el Gobierno estadounidense, podría ser un primer indicio de cómo impondrá la nueva administración multas financieras. El mes pasado, el fiscal general, Jeff Sessions, emitió un memorándum a todo el departamento en el que exigió que los fondos de liquidaciones se paguen al Tesoro estadounidense o a las víctimas.

Los casos anteriores permitían el pago de miles de millones de dólares a través de medidas de alivio al consumidor, como modificaciones de hipotecas, planes de pago y ventas en descubierto, entre otras reparaciones. El Departamento de Justicia no aclaró si la nueva política permitirá esas llamadas “porciones de dólares blandos” de las multas.

“El alivio al consumidor es una forma de que las empresas que incurrieron en una conducta dañina reconozcan su papel en la creación del problema y sean parte de la solución”, dijo Christopher Casey, exfuncionario del Departamento de Justicia que trabajó en casos de bonos hipotecarios durante la administración de Barack Obama.

“Por eso esas provisiones en los acuerdos que se habían alcanzado anteriormente, a mi entender, eran partes positivas de los acuerdos y fueron eficaces”.

Las negociaciones muestran que los abogados del Departamento de Justicia —que operan principalmente desde las oficinas de los fiscales de Estados Unidos— siguen impulsando casos de bonos hipotecarios pendientes de la administración de Obama. Sin embargo, no está claro el grado de involucramiento de la nueva dirigencia del Departamento de Justicia en esas iniciativas.

Con Obama, los casos de bonos hipotecarios eran supervisados por el tercero al mando del Departamento de Justicia, que asumió un papel activo en la negociación de acuerdos multimillonarios con los bancos globales.

Rachel Brand, la funcionaria nombrada para ese puesto por Trump, ocupa su cargo hace poco más de un mes, mientras que la División Civil del Departamento de Justicia —otro agente fundamental en acuerdos anteriores— opera con directores temporarios.

Nada garantiza que ambas partes llegarán a un acuerdo. En diciembre, el Departamento de Justicia demandó a Barclays tras el fracaso de las negociaciones para llegar a un acuerdo en ese caso.

El Departamento de Justicia no quiso hacer comentarios. Un portavoz de HSBC señaló los comentarios del banco al respecto en su informe anual y no quiso hacer más comentarios.

HSBC ya liquidó otro asunto relacionado a sus operaciones con valores hipotecarios en Estados Unidos durante el mismo período que investigaba el Departamento de Justicia. El banco pagó 550 millones de dólares para cerrar un caso con la Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas (FHFA) en 2014 por bonos hipotecarios vendidos a Fannie Mae y Freddie Mac.