Economía

Hidalgo endosa a Pemex deuda de refinería fallida

De la fallida Refinería Bicentenario en Hidalgo, quedó un pasivo por mil 451 millones de pesos por la compra de los terrenos para su construcción, el cual será cubierto por Pemex, señalaron el gobernador de la entidad, Francisco Olvera y el senador David Penchyna.
Sergio Meana
10 septiembre 2015 0:50 Última actualización 10 septiembre 2015 5:5
refinería tula

Pemex asumirá el pasivo de mil 451 millones de pesos que quedó de la Refinería Bicentenario. (Archivo EF)


El Gobernador por Hidalgo, Francisco Olvera, y el senador por ese estado, David Penchyna, confirmaron que Pemex asumirá los costos generados por el pago de los terrenos en donde habría sido construida la cancelada Refinería Bicentenario, planeada por la administración del ex presidente Felipe Calderón.

Lo que quedó de ese complejo valorado hasta en 12 mil millones de dólares es un pasivo por mil 451 millones de pesos, correspondiente a los terrenos comprados por el gobierno estatal con un crédito, por el cual ahora responderá la endeudada petrolera.

“Como resultado de intensas gestiones efectuadas con el Gobierno Federal y ante la empresa Pemex, logramos que esta última absorba el costo financiero de los créditos contratados en el año 2009 para la adquisición de los predios que serían destinados a la construcción de una nueva refinería”, divulgó el martes Olvera durante su Quinto Informe de Gobierno estatal.

FOCOS
-El predio donde iba a ser construida la refinería en Hidalgo será empleado como un almacén de gasolinas.

- Pemex pospuso la ejecución de la reconfiguración de las refinerías y los proyectos de gasolinas y diesel limpios este año.


Al respecto, David Penchyna, senador por el estado de Hidalgo, declaró que era una obligación de Pemex el resarcir la deuda del estado ante la falta del proyecto.

“La realidad es que Pemex al compromiso que había llegado con Hidalgo era una inversión importante en materia de refinación, dado el estado financiero de Pemex es evidente que en el mediano, corto plazo no es viable de acuerdo a las finanzas Petróleos Mexicanos e incumplió”, detalló el legislador a El Financiero.

“Ante ello asumió su responsabilidad, (Pemex) va a cubrir la deuda en la que incurrió el estado de Hidalgo para comprar el terreno y de eso ya le pagó lo que el Gobierno de Hidalgo había gastado que son poco más de 500 millones de pesos”, declaró el también Presidente de la Comisión de Energía del Senado.

La cifra exacta que Pemex ya entregó al Gobierno de esa entidad es de 580 millones de pesos, según el Informe del Gobernador.

Un reporte de la calificadora Fitch Ratings expone que en 2009 Hidalgo contrató el crédito con Banamex a una tasa variable a 15 años destinado a adquirir un polígono de terreno y sus accesorios, ubicado en la región de Tula, a fin de donarlo en forma irrevocable a Pemex para la construcción de una nueva refinería, que tenía como fuente de pago el 22.7 por ciento de las participaciones federales.

Esa deuda habría pasado a Banorte, pues de acuerdo con un reporte de la misma calificadora correspondiente a septiembre de 2013, se detalla que el saldo de la deuda directa del estado correspondiente a dichos terrenos sumó mil 451 millones de pesos.

Las fuentes informaron que el daño no sólo sería reparado en lo económico, sino también en cuanto a los empleos prometidos por lo que en dichos terrenos Pemex no sólo hará el almacen de petrolíferos que hoy está en construcción. El predio de 700 hectáreas tiene capacidad para ser un almacen y un centro logístico del sector hidrocarburos, planteó Penchyna.

Se buscó a Pemex y al Gobierno de Hidalgo, pero no se obtuvo respuesta.