Economía

Obras de dos hermanas se ‘suben al ring’ de las subastas

Las herencias cuantiosas son cruciales para las casas de subastas, ya que pasan décadas cultivando relaciones con las familias ricas con la esperanza de ser elegidos cuando llegue la hora.
Bloomberg
10 mayo 2017 22:24 Última actualización 11 mayo 2017 4:50
Jeff Koons

Jeff Koons

La próxima semana en Nueva York, dos rivales competirán por vender casi al mismo tiempo las colecciones de arte contemporáneo de dos hermanas. Tal vez de forma apropiada dadas las circunstancias, las dos hermanas no se hablan.

La competencia involucra a las hijas del extinto Jerry Spiegel, un exagricultor de Long Island devenido a magnate de bienes raíces, y su esposa Emily. La pareja cultivó una vocación rentable: encontrar artistas jóvenes destinados a la grandeza. Acumularon las primeras obras de firmas como Jean-Michel Basquiat, Julian Schnabel y Jeff Koons.

Los Spiegel, que murieron hace ocho años, dejaron la colección a sus dos hijas, cada una de las cuales recibió la mitad del valor total estimado. Para las subastas de este mes, una eligió a Christie’s y la otra a Sotheby’s, aunque no sin intrigas entre las dos subastadoras. Las firmas esperan que las obras se vendan por más de 160 millones de dólares.

Las herencias cuantiosas son cruciales para las casas de subastas. Los especialistas pasan décadas cultivando relaciones con las familias ricas y sus abogados con la esperanza de ser elegidos cuando llegue la hora.