Economía

Heladas disparan los precios de verduras y hortalizas

12 febrero 2014 5:2 Última actualización 25 marzo 2013 8:19

 [Cuartoscuro] Se estima que la cotización de calabazas y tomates se mantendrá muy alta. 


 
Héctor A. Chávez Maya
 
Las heladas que en días pasados afectaron los estados del centro del país ocasionaron que los precios de verduras y hortalizas aumentaran considerablemente en la tercera semana de marzo; tan sólo el kilo de tomate alcanzó los 30 pesos, y el de calabaza hasta los 32.
 
Basados en el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SIIM), los precios del tomate son hasta 347.37% superiores a los registrados en igual semana de 2012, y el de la calabaza 410.71% más.
 
El incremento se debe a que la oferta continuó muy limitada porque las heladas causadas por los frentes fríos 30 y 31 afectaron gravemente las siembras en Puebla e Hidalgo.
 
Así, el precio del tomate al mayoreo, que durante la primera semana de marzo estuvo en 12 pesos el kilo, la semana pasada alcanzó los 20.40.
 
Sin embargo, datos de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) establecen que el precio al menudeo se ubicó entre 27 y 51 pesos.
 
La calabacita criolla pasó de 180 a 280 pesos la caja de 25 kilos, y la italiana de 220 a 464 pesos. Esta última al menudeo se comercializó entre 30 y 52.50, según la Profeco.
 
Se estima que para las siguientes 2 semanas la cotización de estos 2 productos se mantendrá muy alta; sin embargo, la demanda se está contrayendo ante las alzas, situación que podría detener o moderar la tendencia ascendente.
 

[Elaboración propia]
 
 
La Confederación Nacional Campesina (CNC) advirtió que a unos días de la Semana Santa, los productos del mar y las verduras se han disparado hasta en 200 %.
 
Su presidente, Gerardo Sánchez García, dijo que si bien los aumentos de precios obedecen a las heladas, también se deben a fenómenos especulativos de los intermediarios y comerciantes, por lo que demandó mayor rigor de parte de la Profeco.
 
Informó que tras de un recorrido se comprobó que pescados como el sierra se incrementaron de 35 a 60 pesos el kilo en tan sólo una semana, una subida de alrededor de 80%; la mojarra pasó de 25 a 65; el camarón de altamar se cotiza en 297, y el pacotilla hasta en 220, cuando semanas atrás su precio era de 124 pesos, y el del pulpo pasó de 78 a 130 pesos el kilo.
 
Bajo el pretexto de las heladas, en la central de abasto de la ciudad de México, que es dónde más barato se vende en el centro de la República, los romeritos están en 15 pesos el kilo, y al detalle fuera de ese centro hasta en 23.50, en tanto que los nopales se venden seis por diez pesos, cuando estaban en 15 por el mimo precio.
 

[Elaboración propia]
 
 
El limón continúa en niveles de 20 pesos el kilo, el chayote en 12 pesos, y la cebolla entre diez y 29 pesos.
 
Y pese a las advertencias de la Profeco, el precio del huevo se mantiene entre 30 y 32 pesos el kilo, el de la pechuga entre 55 y 79 pesos, y el de la pierna y muslo entre 40 y 55 pesos.