Economía

Hay fondos federales para mitigar impacto de sismo en Chiapas y Oaxaca

La agencia calificadora Fitch Ratings considera que México cuenta con suficientes recursos en fondos federales para hacer frente a los estragos que dejó el histórico sismo de magnitud 8.2, debido a que existen el Fonden, los bonos catastróficos y los seguros estatales.
Zenyazen Flores
14 septiembre 2017 17:30 Última actualización 14 septiembre 2017 17:34
Ixtaltepec

En la localidad de Ixtaltepec, Oaxaca, decenas de hogares se destruyeron y los habitantes perdieron sus bienes materiales. 

La agencia calificadora Fitch Ratings consideró que hay recursos suficientes en fondos federales para mitigar el impacto del sismo de magnitud 8.2 en el gasto que se requiere en la reconstrucción de comunidades afectadas en los estados de Chiapas y Oaxaca.

Fitch considera que con la activación del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) se cubrirá una parte de las necesidades de gasto para atender a la población afectada y los requerimientos de reconstrucción de la infraestructura dañada debido al fenómeno geológico.

Fonden cubre afectaciones a la vivienda de familias en situación de pobreza patrimonial, así como los daños en la infraestructura pública federal, estatal y municipal. Por medio de este fondo, la Federación se hace cargo del costo de la reconstrucción de 100 por ciento de infraestructura federal y hasta 50 por ciento de la estatal.

De acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación, para 2017 se tiene un presupuesto en el Fonden de 6 mil 35 millones de pesos.

El 4 de agosto de 2017, el Banco Mundial emitió una serie de bonos catastróficos que brindan a México una cobertura por hasta 360 millones de dólares ante pérdidas derivadas por sismos y ciclones tropicales.

Para el caso de las contingencias por sismos, la cobertura es por hasta 150 millones de dólares, por lo que este monto podría sumarse a los recursos de Fonden, indica la agencia calificadora en un comunicado.

En el caso de Oaxaca, esta entidad cuenta con un seguro contra catástrofes por 786 millones de pesos para cubrir la parte estatal de lo erogado en caso de un desastre natural; este fue renovado en junio de 2017 y está vigente hasta Julio de 2018 con Agroasemex.

Conforme al Sistema Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, desde 1980 el evento catastrófico más caro y devastador del país ha sido el sismo de 1985, su costo estimado es de 4 mil 100 millones de dólares.

Después de este evento están los ciclones tropicales Ingrid y Manuel que en 2013 afectaron al estado de Guerrero y 20 entidades más, sus daños ascendieron a 3 mil 41 millones de dólares.