Economía

Hasta que estados aprueben paso de Juntas a juzgados se discutirá presupuesto: JFCA

La discución del presupuesto para implementar la reforma constitucional que transita de Juntas de conciliación y arbitraje a juzgados sería hasta el siguiente año.
Zenyazen Flores
25 octubre 2016 15:33 Última actualización 25 octubre 2016 15:34
dinero  Bloomberg

Los gobiernos municipales deben disponer de una partida presupuestal expresamente dedicada al pago de obligaciones laborales, indicó el Tribunal de Conciliación y Arbitraje. (Bloomberg)

A pesar de la preocupación de diversos sectores por el presupuesto que se requerirá para implementar la reforma constitucional que transita de Juntas de conciliación y arbitraje a juzgados, autoridades federales señalaron que el presupuesto que pudiera demandarse se discutirá hasta que los congresos de los estados avalen la reforma.

Es decir, la discusión del presupuesto se daría hasta el siguiente año si se considera que la reforma contempla en sus artículos transitorios un periodo de un año a partir de su aprobación para que se dé la transición de las Juntas al Poder Judicial, señaló Francisco Maciel, secretario general de Conciliación y Asuntos Individuales de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA).

"Hay un año de transición, será un año que implica mucho trabajo y mucha organización de procesos, todo debe ir paso a paso y apenas estamos en la fase de iniciativa en proceso", comentó en entrevista al término de su participación en el Foro empresarial sobre justicia laboral organizado por el Bufete Sales Boyoli.


"Estamos en un proceso de iniciativa aún, ahorita la iniciativa está en la Cámara de Diputados, después tendrá que transitar a los estados y si se aprueba por la mayoría de los estados entonces adquirirá el estatus de reforma constitucional", indicó.

A pregunta expresa sobre si será hasta entonces (aprobación de estados) cuando se discuta el presupuesto, Maciel respondió que "tenemos que ir paso a paso".

Según el funcionario, las autoridades laborales no tienen aún un cálculo de cuánto es el presupuesto que podría requerirse para esta reforma, "tenemos que tomar en cuenta que hay un año de transición, todo debe moverse paso a paso y apenas estamos en una fase de iniciativa en proceso".

Por su parte, Carolina Ortiz Porras, asesora de la Presidencia de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) de la Ciudad de México, sostuvo que si a la reforma constitucional en materia laboral no se le dota de suficiente presupuesto, habrá un "ahorcamiento financiero" del nuevo modelo de impartición de justicia.

"Ya el presupuesto para el próximo año ya está en la Cámara de Diputados, ya se está debatiendo y hasta donde sabemos no hay una previsión en ese sentido, no es como sucedió en materia penal que incluso se hizo un fondo y hubo seguimiento", expuso.

Consideró que las Juntas del país hoy están en una "zona gris y de incertidumbre" porque desconocen de dónde provendrán los recursos, "no se sabe si el presupuesto saldrá del Poder Judicial, lo que pedimos es una transición integral para que este cambio sea suave".

En tanto, Jorge Sales Boyoli, socio fundador del Bufete, se sumó a la preocupación en cuanto al presupuesto que se requerirá para el nuevo modelo de justicia laboral y consideró que todos los cambios que se prevén con la Reforma constitucional no terminarán de la noche a la mañana con vicios que arrastran las Juntas.

"El cambio no va a significar que en automático desaparezca la corrupción, además, considerando el año de plazo que se da para la transición estaremos viendo el inicio de la implementación de la reforma a principios de 2018", expuso.