Economía
entrevista
Mario Maciel, director general de CIBanco

Han bajado los volúmenes de empresas que compran dólares: CIBanco

Las divisas de todo el mundo se han visto afectadas por la caída de los precios del petróleo y la incertidumbre de China, pero México se encuentra lejos de tener problemas graves por ello; sin embargo, la demanda por dólares ha bajado por parte de las empresas, dijo Mario Maciel, director general de CIBanco.
Jeanette Leyva
16 febrero 2016 22:32 Última actualización 17 febrero 2016 8:9
Mario Maciel, director general de CIBanco

Mario Maciel, director general de CIBanco. (Archivo El Financiero)

La globalización actual ha hecho más complicado el panorama para el tipo de cambio, que actúa conforme a lo que sucede en otras partes del mundo, por lo que la volatilidad se mantendrá durante este año.

En entrevista con EL FINANCIERO, Mario Maciel, director general de CIBanco, explicó que las divisas de todo el mundo se han visto afectadas por la caída de los precios del petróleo y la incertidumbre de China, y en el caso de México pese a la depreciación del peso o la fortaleza del dólar, el país se encuentra lejos de tener problemas graves por ello.

Sin embargo la demanda por dólares ha bajado, en especial de aquellas empresas que tienen que pagar insumos en esa divisa, aclaró.

___ ¿Cambia la perspectiva que tiene el banco para este año la alta volatilidad del tipo de cambio, tomando en cuenta que parte de su origen fue en el sector cambiario?
___ Pese a que somos un banco de origen cambiario, cada vez entramos a realizar más operaciones bancarias, ya tenemos ocho años operando con más actividades. No obstante, tenemos un peso específico en el negocio cambiario y de derivados. El modelo de negocio no cambia por la volatilidad, porque ya tenemos definido el modelo que es incrementar el peso y productos no provenientes de cambio, sin que eso signifique que reduciremos el ingreso cambiario, sino que el negocio debe crecer en otras áreas.

Dentro de esta situación de depreciación desde luego tenemos que ser más prudente en el otorgamiento del crédito, desde dos perspectivas, uno de aquellos clientes que traen pasivos en dólares y no traen una cobertura natural de generación o flujo en dólares que los pone en una situación más comprometida y tenemos que ver cómo les afecta a esas empresas una variación del tipo de cambio como el de hoy.

En el lado de empresas que están operando con derivados del tipo de cambio tenemos que ser cautos en las llamadas de margen y ver que realmente exista una cobertura natural para este tipo de empresas que están haciendo coberturas con el tipo de cambio, y más aún con aquellas empresas que usan derivados para especular más que para un tema de protección.

___¿Qué pasa cuando se alcanzan altos niveles de volatilidad o depreciación cómo ahora para las empresas que atienden y requieren dólares?
___ Desde octubre del año pasado se ha observado que con esta volatilidad en algunos aspectos especialmente en aquellas empresas que compran dólares para pagar insumos hemos visto un decremento en los volúmenes de los clientes usuario final, y en esta volatilidad el margen o spread se ve incrementado.

Hemos notado que el año pasado el volumen en todo el sistema de la banca prácticamente decreció y en el usuario final de compra venta de divisas decreció entre 30 y 35 por ciento al comparar 2014 contra 2015. No así los ingresos, porque ha habido un incremento en la volatilidad.
El panorama en 2016 se ve muy similar a lo que se está viviendo en los primeros días del año.

___¿Al tener su origen en cambios no ven una problemática mayor en ese mercado?

___ Recordando los tiempos de operador de cambios las épocas de volatilidad eran un buen momento para el negocio de buenos ingresos por la alta volatilidad. Hoy en realidad lo que está sucediendo es una disminución en el volumen e incremento en el spread por la misma volatilidad. Hay un 35 por ciento menos de dólares operados en usuarios finales y este año será muy similar.

No vemos una situación complicada como en 1994, el precio del petróleo llegó a estar en 8 o 10 dólares y el panorama del país no es el mismo.

El tipo de cambio creemos que puede regresar a niveles de 16.90 o 17 pesos por dólar, aunque el mercado hoy es más complejo por la globalización en que estamos.

___¿Cuál es su previsión para este año del mercado de cambios, del país y del banco?

___ Vemos una volatilidad muy similar a la que se ha tenido desde el inicio del año, el tema de China y el petróleo afecta a todas las divisas del mundo, en especial a los emergentes, pero vemos que en México los fundamentales no están mal y no vemos un tema catastrófico.

Hay una volatilidad pero no dañará al país, porque México de una u otra manera se puede volver más competitivo porque somos un gran proveedor de la economía estadounidense y se gana más.

Nuestro bussines plan no se ha modificado por esta volatilidad, nuestra colocación crediticia va de la mano de los niveles de capitalización de mantener un 13 por ciento de ICAP mínimo y generar cartera crediticia empresarial y de consumo.

El banco cerró el año pasado con 190 sucursales, más de 80 mil clientes, tenemos ya un brazo fiduciario muy fuerte y la tendencia del banco, si bien el origen fue de cambios, ya no es su ADN, somos un banco de tercera generación que busca ampliar la red y la gama de productos,