Economía

Hacienda pide juntar pensiones y vivienda

Para que los trabajadores cuenten con mejores aportaciones al momento de su retiro, el gobierno federal ya planea agregar el ahorro de la vivienda a los fondos.
Leticia Hernández
24 abril 2017 22:14 Última actualización 25 abril 2017 5:0
Negocio.

Para 2050 el 25% serán adultos mayores. (Archivo)

Integrar el ahorro para la vivienda de los trabajadores a su fondo para el retiro elevaría las aportaciones para la pensión de inmediato, a más de 11 por ciento, estimó Oscar Vela, jefe de la Unidad de Seguridad, Pensiones y Seguridad Social de la Secretaría de Hacienda.

El funcionario indicó que además de la baja aportación de los trabajadores, hay otros desafíos para el retiro como la informalidad, el cambio demográfico y las crecientes y mal distribuidas pensiones del sector público.

Ante la necesidad de un esquema de pensión que integre todas las fuentes de ingresos del trabajador y que sea efectivo al momento de monetizar su fondo para el retiro, las autoridades involucradas ya buscan los elementos para cambiar.

“Ya se están delimitando los elementos que se tienen que reformar, pero algo importante a incorporar es el tema de vivienda”, dijo Vela.

Entrevistado al término de su participación en el “Seminario Retiro y Salud”, organizado por el Colegio Nacional de Actuarios y la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores, expuso que integrar el ahorro para la vivienda añadiría cinco puntos a las aportaciones, que actualmente son de 6.5 por ciento entre patrón, trabajador y gobierno, llevándolas a 11.5 por ciento.

Reveló que se trabaja con el Infonavit para buscar una integración adecuada de los recursos sin menoscabo del acceso que el trabajador tenga para la vivienda. “Esperamos dar resultados hacia adelante”, dijo sin precisar fechas.

Además de las bajas aportaciones de los trabajadores a los fondos de pensiones, hay una serie de desafíos que sustentan la necesidad de reformas, dijo, y agregó que el hecho de que seis de cada diez trabajadores permanezcan en la informalidad, así como que el 25 por ciento de la población serán adultos mayores para 2050, son los principales retos a enfrentar.