Economía

Hacienda, atada ante plan fiscal de EU: expertos

De aprobarse una baja del ISR para las empresas y otras medidas como parte de la reforma fiscal en EU, el nuevo secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, no tendría tiempo para reaccionar rápido: expertos.
Clara Zepeda
29 noviembre 2017 22:35 Última actualización 30 noviembre 2017 5:5
José Antonio González Anaya

El nuevo secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, aseguró que México reaccionaría a la reforma fiscal en EU. (Bloomberg) 

De aprobarse alguna de las dos versiones de la reforma fiscal en el Congreso de Estados Unidos, México necesitaría efectuar cambios a su sistema tributario, pero, el nuevo secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, no tendrá espacio para lograrlo, coincidieron analistas.

Jorge Gordillo, director de Análisis Económico y Bursátil de CIBanco, destacó que a González Anaya le quedarían unos meses al frente de Hacienda, los cuales son complicados porque son políticos y por lo complejo del ámbito externo. Sólo con Estados Unidos está la renegociación del TLCAN y la reforma fiscal que a todas luces busca regresar capitales a terreno estadounidense.

“Hacienda va a seguir con lo que ha estado haciendo en los últimos meses y tratando de dar la mayor confianza posible al exterior; y lo que se va a manejar de la mejor manera: la deuda”.

En entrevista con El Financiero, González Anaya aseguró que México reaccionaría a la reforma fiscal en EU, aunque falta ver qué se aprueba en ese país.

En EU
Casi 45% de las reducciones impositivas en 2027 se destinarían a hogares con ingresos superiores a 500 mil dólares.


Alejandra Marcos, directora de Análisis de Intercam Casa de Bolsa, dijo que de lo que se votará hoy en el Senado de EU, la posible baja del ISR para las empresas es de suma importancia y, aunque en las Cámaras hay discusiones al respecto, la probabilidad de que se apruebe es elevada y entraría en vigor en 2018.

“La primera reacción por parte de México, sin duda sería hacer algo en términos fiscales para tratar de incentivar que las inversiones se mantengan en México”, señaló. Pero añadió que se antoja difícil ver algo de inmediato en México dado que es un año electoral.

Déficit fiscal
El saldo acumulado en Estados Unidos aumentaría en alrededor de 1.5 billones de dólares en la próxima década.


Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, afirmó que en año electoral será difícil que México reaccione rápido con estrategias tributarias para contrarrestar los efectos de la reforma fiscal estadounidense.

Por su parte, Jorge Sánchez, socio de Impuestos y Servicios Legales de Deloitte, dijo que si entrara en vigor la reforma fiscal estadounidense en 2018, México estaría un año tarde, pues estará marcado por las elecciones. Además, dudó que haya ajustes al ISR o IVA.