Economía

Hacienda anuncia ajustes tarifarios menores a los previstos para este 2015

Los precios de las gasolinas, gas LP y electricidad, así como de algunos impuestos, mostraron aumentos más ligeros a los que se esperaban y en algunos casos hasta reducciones tarifarias, como el caso de las llamadas de larga distancia nacional.
Redacción
01 enero 2015 22:13 Última actualización 02 enero 2015 5:0
gasolina gasolineria pemex (Cuartoscuro/Archivo)

gasolina gasolineria pemex (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- A partir del primer día de 2015 entraron en vigor los precios actualizados de las gasolinas, el gas LP, la electricidad, así como el cobro de impuestos, multas y otras obligaciones que los contribuyentes deberán hacer durante el año, los cuales muestran aumentos más ligeros de los que se esperaban y en algunos casos hasta reducciones tarifarias.

En el caso de las gasolinas, pese a que se estimaba un incremento de 3 por ciento, la Secretaría de Hacienda informó un aumento de 1.9 por ciento; mientras que las tarifas eléctricas para industriales tuvieron una reducción de 6.88 por ciento y las Tarifas Domésticas de Alto Consumo (DAC) de 2.4 por ciento en enero, frente a lo cobrado en diciembre de 2014.

A partir del 1 de enero de 2015, el precio de las gasolinas Magna, Premium y diesel se incrementaron entre 26 y 27 centavos con respecto al precio aplicado en diciembre de 2014, de acuerdo con lo publicado el jueves el Diario Oficial de la Federación (DOF) por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).


El precio de la gasolina Magna quedó en 13.57 pesos por litro, 26 centavos mayor al cierre de 2014; la gasolina Premium con un costo de 14.38 pesos por litro, 27 centavos más y el diesel se vende en 14.2 centavos por litro, 26 centavos más que en diciembre pasado.

La dependencia informó que para la zona fronteriza del país, se mantendrá la política de precios homologados y escalonados determinada en 2014.

En el caso del gas licuado de petróleo (gas LP), la presidencia de la República emitió un decreto en el que informó que su precio será de 12.49 pesos por kilogramo antes del Impuesto al Valor agregado (IVA), por lo que con IVA su costo será de 14.48 pesos en el precio promedio simple nacional al público.

El decreto tendrá una vigencia desde el 1 al 31 de enero de este año. Pero, no se aclara si posteriormente habrá incrementos.

En el caso de las tarifas eléctricas, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que las tarifas industriales bajaron 6.88 por ciento y las domésticas de alto consumo 2.4 por ciento en enero de 2015, comparado con diciembre de 2014, en las cuatro regiones del país. En el caso de las tarifas domésticas, que no sean consideradas de alto consumo, la baja general fue de 2 por ciento, respecto a lo cobrado en diciembre.

La Secretaría de Hacienda señaló, a través del DOF, que fue decisión del Ejecutivo reflejar durante 2015 el efecto de la reducción en los costos de la generación eléctrica, mediante la suspensión del mecanismo de aumento de las tarifas finales del suministro básico de energía eléctrica, para transmitir ese beneficio a los hogares mexicanos.

Agregó que son los usuarios de las tarifas domésticas de alto consumo los que recibirán de forma automática el beneficio de la reducción de los precios de los energéticos utilizados en la generación de la energía eléctrica.

A partir de este año, los integrantes del Mercado Eléctrico Mayorista, como la CFE y privados que se dediquen al abastecimiento de luz, podrán ser multados por apagones, con lo que deberán pagar un monto igual a dos veces el importe del suministro eléctrico que hubiese estado disponible de no ocurrir la suspensión del servicio.

En el caso de las telecomunicaciones, a partir de 2015 dejan de cobrarse las llamadas de larga distancia nacional y las hechas a celulares y a teléfonos fijos en el país se cobrarán como números locales.

Además, comenzaron a cobrarse las multas para los automóviles que a partir del modelo 2008 no cuenten con un seguro de responsabilidad civil y que circulen por carreteras federales.

En tanto, los bancos deben cumplir con reglas relacionadas con niveles de liquidez contenidos en los acuerdos de capital de Basilea III; mientras que para los despachos de cobranza se estableció que sólo podrán llamar de las 7 a las 22 horas en días hábiles y no podrán cobrar a terceros los adeudos, incluidas las referencias personales, salvo que sean aval u obligados solidarios.