Economía

Hacienda anticipa buen desempeño económico el resto del año

La dependencia destacó que los indicadores económicos al primer trimestre muestran que, pese a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, en México existen condiciones de estabilidad y confianza tanto del consumidor como de los productores.
Notimex
03 mayo 2015 15:15 Última actualización 03 mayo 2015 15:22
módulo especial bonos

módulo especial bonos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anticipó un buen desempeño económico para el resto del año, tras el mayor dinamismo que tuvo la actividad económica en el primer trimestre respecto a 2014.

Destacó que los indicadores económicos al primer trimestre muestran que, pese a la volatilidad de los mercados financieros internacionales, en México existen condiciones de estabilidad y confianza tanto del consumidor como de los productores.

Éstas, apoyadas en la solidez de las finanzas públicas y la implementación del ajuste preventivo del gasto para este 2015, agregó la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.


Refirió que en los últimos meses el entorno internacional se ha tornado complejo, derivado de la volatilidad de los mercados financieros, por la expectativa de alza de tasas en Estados Unidos, el menor crecimiento global, las tensiones geopolíticas y los bajos precios del petróleo.

A pesar de ello, la evolución de diferentes variables macroeconómicas durante el primer trimestre de 2015 sugiere que la economía mexicana tuvo un mayor dinamismo que en 2014, resaltó.

Entre los indicadores que han registrado un buen desempeño están las exportaciones no petroleras, el crédito de la banca comercial y de la de desarrollo, los trabajadores afiliados al IMSS, la tasa de desempleo, la confianza del consumidor, la inflación anual, la inversión fija bruta y el Indicador General de la Actividad Económica (IGAE).

Respecto a las finanzas públicas, señaló que en el primer trimestre de 2015 observaron un desempeño mejor a lo esperado en materia de ingresos, un gasto creciente en inversión física y decreciente en gastos de operación y niveles de endeudamiento acordes a lo aprobado.

Apuntó que los ingresos presupuestarios del sector público fueron de un billón 086 mil millones de pesos, 9.3 por ciento superiores en términos reales a los registrados en enero-marzo de 2014,

Además, los ingresos presupuestarios en el primer trimestre del año superaron en 93 mil millones de pesos al monto originalmente previsto para ese periodo en el calendario mensual del pronóstico de los ingresos del sector público para 2015.

Precisó que este monto obedece principalmente de factores coyunturales de carácter excepcional y no recurrente, como el crecimiento de la recaudación tributaria no petrolera, lo que en parte se debe a la eliminación del régimen de consolidación y a las mejoras administrativas en el proceso de retención del ISR a los empleados públicos.

Asimismo, por mayores ingresos propios de las entidades paraestatales de control directo distintas de Pemex, lo que se explica principalmente por mayores cuotas a la seguridad social, expuso.

También por el incremento de los ingresos no tributarios del gobierno federal, que sumaron 97.5 mil millones de pesos e incluyen los aprovechamientos derivados del remanente de operación del Banco de México (Banxico) por 31.4 mil millones de pesos y el pago por la concesión para crear una cadena de televisión.

Indicó que en el primer trimestre del año se registraron menores ingresos provenientes de la actividad petrolera, debido al menor precio del petróleo y del gas natural y a la menor producción de petróleo, aunque estos efectos se compensaron parcialmente con el efecto de la depreciación del tipo de cambio.

La SHCP precisó que estos ingresos extraordinarios por 93 mil millones de pesos no marcan una tendencia para el resto de 2015, ni para ejercicios fiscales posteriores, pues una parte de ellos son ingresos no recurrentes.

Tampoco se espera que suplan la caída en ingresos asociada a los bajos precios del petróleo que se esperan para los próximos años, subrayó.

Explicó que estos recursos se ejercerán de acuerdo a lo establecido en la Ley de Presupuesto y su Reglamento, mientras que el remanente de operación del Banxico, se planteará al Congreso de la Unión, invertirlo en proyectos de infraestructura en 2016.

En lo que respecta al gasto público, informó que éste se ejerció de manera oportuna para apoyar la actividad productiva y en línea con las medidas anunciadas de ajuste preventivo del gasto en 2015.

Así, en el primer trimestre de 2015, se ejerció un monto neto de un billón 187.7 mil millones de pesos, 11.9 por ciento mayor en términos reales al observado en el mismo periodo de 2014.

A su interior, el gasto programable –que se refiere a las erogaciones asociadas con los programas públicos para cumplir con la gestión gubernamental o desarrollar actividades sociales y productivas– se elevó 13.7 por ciento real anual en el primer trimestre del año, para alcanzar los 937.8 mil millones de pesos.

En particular, añadió la dependencia, la inversión física presupuestaria aumentó 8.1 por ciento real y, en contraste, el rubro de servicios personales se contrajo a una tasa real anual de 2.0 por ciento.

Señaló que los recursos destinados al pago de subsidios y pensiones crecieron 37.2 y 4.6 por ciento, respectivamente, y las erogaciones destinadas a actividades de desarrollo económico y social aumentaron 12.3 y 10.6 por ciento en términos reales, en ese orden.

Por su parte, los recursos federales transferidos a las entidades federativas y municipios a través de participaciones, aportaciones y otras transferencias aumentaron 2.4 por ciento real anual durante el primer trimestre del año, anotó.

Así, durante enero-marzo de 2015, las finanzas públicas registraron un déficit de 100.4 mil millones de pesos, resultado congruente con el monto aprobado por el Congreso de la Unión; mientras que al excluir la inversión productiva se observó un superávit de 36.6 mil millones de pesos.

La Secretaría de Hacienda informó que al 31 de marzo de 2015, la deuda pública interna se ubicó en cuatro billones 763.4 mil millones de pesos, saldo que implicó una disminución de 40.8 mil millones de pesos respecto al registrado al cierre de 2014.

Por otro lado, durante el primer trimestre del año el gobierno federal cubrió casi la totalidad de sus requerimientos de financiamiento externo para 2015. Durante ese periodo, la deuda pública externa aumentó 9.7 mil millones de dólares, al ubicarse en 155.3 mil millones de dólares.

Así, al 31 de marzo de 2015, el saldo de la deuda neta total del Sector Público Federal fue de siete billones 116.8 mil millones de pesos, equivalente al 40.9 por ciento del PIB.

A su interior, 66.9 por ciento correspondió a la deuda interna (27.4 por ciento del PIB) y el 33.1 por ciento restante (13.5 por ciento del PIB) a la externa. A su vez, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) ascendieron a 122.5 mil millones de pesos.

La SHCP afirmó que la deuda neta se mantiene en niveles sanos, que se compara favorablemente con el de otras naciones con un grado de desarrollo económico superior.