Economía

Hacen revisión previa
en China para evitar retraso en México

Operadores logísticos hacen revisiones previas de los embarques en los puertos de origen y después se colocan seguros especiales
a las cajas; uno de los beneficios de esta medida es el ahorro 
en los tiempos para realizar un despacho aduanero y liberar
la mercancía.
Dainzú Patiño
09 junio 2014 23:52 Última actualización 10 junio 2014 5:0
puerto

Operadores ya efectúan sus revisiones en los embarques. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Operadores logísticos llevan a cabo acciones con sus propios recursos humanos y tecnológicos, para evitar retrasos y multas que podrían enfrentarse en las aduanas mexicanas, especialmente para la importación de productos sensibles provenientes de China.

La estrategia radica en hacer revisiones previas de los embarques en los puertos de origen, tal y como se hace cuando los embarques llegan a su destino. Tras ser revisados, se colocan seguros especiales a las cajas y se envía la información antes de que el contenedor llegue a la aduana de destino.

Si no se han violado los seguros, la carga pasa de manera expedita, explicó Moisés Torres Payró, director corporativo de Asuntos Legales de Grupo Logistics. Todo se realiza a través de agentes aduanales, quienes son responsables solidarios de la autoridad.

“El mayor de los beneficios es el ahorro en los tiempos para realizar un despacho aduanero y liberar la mercancía. En promedio un despacho normal se hace en 4 días, cuando hay algún problema con la mercancía, puede pasar más de una semana y hasta meses. Luego del séptimo día te cobran por almacenaje y demoras del contenedor. Nadie reconoce los costos, entonces el negocio pierde razón de ser”, dijo.

El costo promedio por almacenamiento extra es de 100 dólares por día y el cobro de multas por demoras en la entrega del contenedor, va de 80 a 120 dólares diarios, señaló Ricardo Rochman, business development en Henco Logistics.

Contar con la información antes que el embarque llegue a puerto mexicano permite hacer diligencias y análisis de datos mientras viaja la mercancía; de 15 a 20 días si viaja en barco desde China. “Se agiliza la documentación para el despacho y al certificar la carga que llegará, te aseguras que la mercancía no sea manipulada en puerto mexicano”, apuntó.

Derivado de la firma del Plan Estratégico Aduanero Bilateral con EU, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) busca que este esquema predomine para el intercambio de mercancías con ese país.

Hay dos programas piloto, uno en el aeropuerto de Laredo, Texas con representantes mexicanos y otro por arrancar con agentes estadounidenses en Otay, Baja California.

La posibilidad de operar bajo este esquema se amplía con los cambios en la Ley aduanera, al abarcar a países con los que México no colinda.