Economía

Guía para entender el cierre del Gobierno que acecha a Trump

El sábado podría ser el día 100 de la administración del republicano, pero también el día 1 de un cierre parcial del Gobierno en caso de que unos enfrentados demócratas y republicanos no logren un acuerdo.
Redacción
24 abril 2017 12:53 Última actualización 24 abril 2017 12:53
Donald Trump

Donald Trump (Bloomberg)

El próximo 28 de abril expira el presupuesto de gasto actual del Gobierno federal de Estados Unidos, y de no lograr la aprobación del Congreso de un nuevo proyecto de gastos, automáticamente cerrarán agencias gubernamentales, provocando de facto una paralización del Gobierno.

De concretarse esto, el día uno sería el próximo sábado, misma fecha en la que Donald Trump cumple 100 días como presidente de Estados Unidos.

El más reciente caso fue en 2013, en la administración de Obama, cuando diferencias en el Congreso llevaron al cierre del Gobierno.

Dicho cierre no es total, ya que se mantienen operaciones esenciales, aunque trabajando al mínimo, como el control del tráfico aéreo, inspecciones sanitarias, o las fuerzas armadas, y cierran otros como parques y museos.

Diversas oficinas, incluida la Casa Blanca, operan con el mínimo de personal requerido.


Las negociaciones entre demócratas y republicanos se han complicado esta vez principalmente por el tema del muro, ya que el mandatario quiere que se incluyan recursos para su financiamiento, algo con lo que no están de acuerdo los demócratas.

"Pensar que podría considerar la parálisis del gobierno de Estados Unidos de América por su propuesta excéntrica de un muro fronterizo (...) sería el colmo de la irresponsabilidad", denunció el senador demócrata Dick Durbin en la cadena CNN.

En tanto que Trump dijo el domingo que México pagará por el muro, "pero más adelante, pero debemos comenzar antes".

"Los demócratas no quieren que dinero del presupuesto vaya al muro fronterizo pese al hecho de que detendrá las drogas y miembros muy malos de la MS 13", tuiteó, en alusión a la pandilla centroamericana Mara Salvatrucha.

Su director de Presupuesto trató de suavizar las cosas el viernes al ofrecer a los demócratas ayuda en su causa favorita, los subsidios de Obamacare.

La cuestión es cuántos de nuestros objetivos tenemos que conseguir y cuántos de los suyos están dispuestos a obtener, dijo el director de Presupuesto, Mick Mulvaney, en Bloomberg Television.

"Les ofreceríamos ya mismo un dólar" de pagos de Obamacare, agregó, "por un dólar de pagos del muro".

Los demócratas calificaron de inaceptable la oferta de Mulvaney sobre el Obamacare y dijeron que se niegan a incluir fondos para un muro en la factura de gastos que financiaría al gobierno hasta septiembre, al final del año fiscal.

Es un raro momento en el cual los demócratas tienen poder en la Cámara de Representantes que controlan los republicanos, ya que es probable que los líderes republicanos necesiten por lo menos algunos votos demócratas para compensar las deserciones republicanas en el presupuesto, como ha sido el caso en una serie de enfrentamientos presupuestarios en años recientes.

Y al final podrían, incluso, encontrar una salida de corto plazo para ambas partes: un plan de gastos a corto plazo que proporcionaría una semana más o menos para las negociaciones después de la fecha límite del sábado.