Guerra comercial 'golpea' los precios de la carne de cerdo en EU
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Guerra comercial 'golpea' los precios de la carne de cerdo en EU

COMPARTIR

···

Guerra comercial 'golpea' los precios de la carne de cerdo en EU

La advertencia de China y México de bajar la demanda de exportaciones tendría repercusiones en la producción de esta carne en Estados Unidos.

Bloomberg Por Megan Durisin y Justina Vasquez
16/07/2018
Actualización 16/07/2018 - 11:30

Las guerras comerciales de Donald Trump están convirtiendo la carne de cerdo en una ganga.

La producción de Estados Unidos batirá un récord histórico este año y se proyecta que vuelva a dispararse en 2019. El 'boom' de oferta llega en un momento en el que aranceles de China y México amenazan con bajar la demanda de exportaciones, lo que dejaría una montaña de carne barata a los estadounidenses.

El sábado en Dallas, hasta 30 personas en una gira alimenticia local concentrada en el tocino recorrían la ciudad comiendo donas hechas de tocino, helado de azúcar negra y tocino, mermelada de tocino y tocino azucarado.

Aunque bajaron los precios minoristas del tocino estos últimos 12 meses, siguen más caros que hace seis años, por lo cual toda reducción de esos costos será una buena noticia para los entusiastas de la carne de cerdo.

“Es como una experiencia de vinculación emocional”, explicó Jeanine Stevens, dueña de Dallas Bites! Tours, que lleva a los participantes a restaurantes poco conocidos y otros establecimientos. “El tocino es un tipo de comida que alegra un poco a la gente. Es un alimento divertido”.

Otros estadounidenses podrían mostrarse de acuerdo. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyecta que el consumo total de carne de cerdo subirá a 24.1 kilos por persona el año próximo. Es la cifra más alta desde comienzos de los ochenta.

Pero el aumento de la demanda no bastará para compensar una mayor producción y los futuros de la carne de cerdo rondan sus valores más bajos para esta época del año desde 2002.

Se anticipa “un cambio sin precedentes” para las exportaciones globales de carne de cerdo en el segundo semestre de 2018 y el aumento de la oferta presionará el mercado estadounidense el resto del año, indicaron analistas de Rabobank, entre ellos Chenjun Pan, en un informe enviado por correo electrónico el viernes. Los fondos de cobertura aumentaron a más del doble las apuestas a una caída de los precios.

La demanda no logró frenar la caída de precios en parte porque la carne de cerdo compite contra la carne de pollo y las hamburguesas baratas. Se proyecta que la producción total de carne de Estados Unidos alcance un nivel récord en 2018 y aumente nuevamente el año que viene, estima el USDA.

El precio de los cerdos podría promediar 92 centavos por kilo en 2019, 7.7 por ciento menos que este año, proyecta el departamento.

Es poco probable que la superabundancia de carne desaparezca en breve. Los procesadores estadounidenses de carne de cerdo han abierto más plantas de procesamiento y se espera la incorporación de una más a la red en 2018, dijeron analistas de CoBank en un informe publicado en junio.

“Con esa capacidad expandida, es poco probable que los productores reduzcan los números de cerdos siempre y cuando los precios cubran los costos variables”, precisaron los analistas.

Pero lo que beneficia a los carnívoros está perjudicando a los agricultores estadounidenses.

Los aranceles de China y México significan que “hoy el 40 por ciento de las exportaciones estadounidenses de carne de cerdo están afectas a aranceles de represalia, lo que amenaza el sustento de miles de criadores de cerdos estadounidenses”, afirmó el National Pork Producers Council en un comunicado enviado por correo electrónico el 6 de julio.

“Ahora enfrentamos grandes pérdidas financieras y una contracción porque se intensificaron las disputas comerciales”.