Economía

Guatemala usará crédito del Banco Mundial para afianzar crecimiento

El préstamo por 340 mdd, rechazado por la oposición política, “está comprometido con la inversión productiva”, dijo el ministro de Finanzas Públicas de Guatemala, Dorval Carías.
Notimex
22 junio 2014 19:38 Última actualización 22 junio 2014 19:38
 [El billete verde se vende a un precio máximo de $13.36 / Bloomberg] 

[El billete verde se vende a un precio máximo de $13.36 / Bloomberg]

GUATEMALA.- El ministro de Finanzas Públicas de Guatemala, Dorval Carías, indicó que un crédito por 340 millones de dólares, acordado con el Banco Mundial (BM), será útil para “alcanzar un mayor crecimiento económico sostenido”.

Carías aseguró que el crédito, rechazado por la oposición política, “está comprometido” con la inversión productiva “priorizada en salud y protección social y el fortalecimiento de la eficiencia en la gestión del gasto público”.

Aseveró que el préstamo “apoya los planes para aumentar en un diez por ciento el número de contribuyentes fiscales” y también podrá incorporar a Guatemala a la “cooperación para la transparencia y el intercambio de información tributaria con 60 países”.

El BM dijo a su vez que el crédito apoyará “los planes de Guatemala de aumentar el espacio fiscal”, a fin de incrementar el presupuesto para atender a poblaciones vulnerables, afectadas por la pobreza.

Precisó que el préstamo denominado “Mejor Gestión Fiscal y Financiera para Mayores Oportunidades” apoya tres áreas clave en la agenda nacional: fiscal, social y de lucha contra la desnutrición.

El BM indicó en un comunicado desde su sede en Washington que estarán disponibles más recursos para atención de salud y nutrición de niños de los 83 de los 338 municipios del país que están en extrema pobreza.

Según el BM, el préstamo de 340 millones de dólares también apoyará las acciones gubernamentales para incrementar la recaudación del impuesto sobre la renta del 2.7 por ciento al 3.2 por ciento con respecto al Producto Interno Bruto (PIB)”.

Detalló que el préstamo tiene un plazo de vencimiento de 25 años y un período de gracia de diez años.

La oposición, obligada a las alianzas políticas para formar mayoría y bloquear algunas iniciativas de obtención de créditos, responsabilizó al gobierno del aumento “desmesurado” de la deuda del país.