Economía

Guajardo pide a IP recomendaciones concretas para Iberoamérica

El Secretario de Economía exhortó al sector privado a que haga recomendaciones concretas para que Iberoamérica avance en la integración de sus procesos de valor, en el marco del X Encuentro Empresarial Iberoamericano.
Marcela Ojeda/Enviada
07 diciembre 2014 12:43 Última actualización 07 diciembre 2014 13:27
Alianza con potencia, Guajardo

Alianza con potencia, Guajardo

BOCA DEL RÍO, Veracruz.- El Secretario de Economía (SE), Ildefonso Guajardo exhortó al sector privado a que haga recomendaciones concretas para que Iberoamérica avance en la integración de sus procesos de valor.

Dijo que actualmente América Latina y la Península Ibérica sólo conectan sus cadenas de valor en un 19 por ciento; Asia, en 30 por ciento y Europa en 56 por ciento, mientras que en América del Norte estamos integrados en un 40 por ciento en las cadenas de valor.

Al inaugurar el X Encuentro Empresarial Iberoamericano organizado por el Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE), enfatizó que es necesario mejorar la manera como hacen las cosas juntos.


Agregó que este es el marco idóneo para darle un nuevo aliento a la cumbre, con la orientación necesaria al diálogo empresarial que acompaña de los Jefes de Estado y de Gobierno que participan en la XXIV Cumbre de Iberoamérica.

El funcionario destacó que el tema se centra fundamentalmente en la innovación y el desarrollo del capital humano y que para él, el capital de la próxima década en el desarrollo de la industria, sobre todo manufacturera y de los nuevos procesos, está sentado en tres pilares fundamentales:

Dijo que el primero es el bono energético sentado en América Latina, y que la región es sede del 20 por ciento de los recursos de petróleo y gas, con que se cuenta en el mundo.

"Si sabemos potencializar esa ventaja en las 10 o 12 empresas más importantes petroleras en esta zona, poderlas integrar a las cadenas de valor, sin duda vamos a tener una ventaja comparativa fundamental, y en ello está el futuro de la competencia en la siguiente etapa en la manufactura mundial".

Añadió que el segundo gran pilar tiene que ver con el bono demográfico, y enfatizó que mientras que de aquí al 2059 Corea y Japón están decreciendo en un 32 por ciento su población en edad de trabajar, América Latina la está incrementando de una manera importante.

"Sólo México está creciendo 30 por ciento su fuerza laboral en los próximos años de aquí al 2050, pero ese bono será desperdiciado si no atendemos el tema del desarrollo del capital humano, el desarrollo de las capacidades productivas", advirtió.

También subrayó que México cambió su plataforma de exportación, dado que que hace más de 20 años sólo exportábamos 32 por ciento manufacturas y 65 por ciento petróleo y minerales.

"Hoy exportamos 85 por ciento manufacturas, y el gran cuello de botella inmediato son recursos humanos capacitados técnica y profesionalmente, así es que me parece que el reto de la capacitación y el desarrollo de los recursos humanos es fundamental".

Como tercer pilar refirió la innovación y subrayó que aparentemente es un gran reto.

"Parecería ser que hay una gran brecha, y de hecho la hay. Los países de las Américas y en algún caso habría que analizar el caso portugués y el caso español, pero al menos en el caso de Las Américas hemos invertido poco en Investigación y Desarrollo (I&D), pero la historia no para ahí.

"La mezcla de un buen desarrollo en innovación basado en I&D es la coparticipación del esfuerzo privado y el esfuerzo público, y al menos en el caso de México ha faltado gasto público en I&D, pero también ha faltado la participación del sector privado en los procesos de inversión en investigación, desarrollo e innovación".

Dijo que se tiene que cambiar el paradigma y que América Latina es una de las regiones del mundo, donde menos patentamiento se está haciendo a nivel comparativo internacional.

"Lo podemos corregir: el GAP o la brecha tecnológica y de innovación, no es insalvable. Esto no es el siglo XIX. Esto no es cuando en Inglaterra inicia la revolución industrial. La revolución industrial del XIX tomó 100 años para cubrir el rezago en nuestras economías.

"Hoy, gracias a la innovación basada en tecnologías de la información, esa brecha se puede cerrar en mucho más corto plazo, y hay miles de ejemplos en nuestros países de innovación y emprendedurismo que está a las mejores alturas de calidad internacional.".

Puntualizó que se tienen que enfocar en generar los mercados de capital para invertir en ideas, y reconoció que la banca de la región no está acostumbrada a invertir en ideas.

"Preguntémonos cómo podemos generar la formación de fondos de inversión para poder financiar la innovación y poder prestar a las buenas ideas, no sólo a los activos tangibles recuperables.

"Creo que este es un gran reto, y de ustedes sin duda será una gran contribución si pudiéramos tener una ruta de navegación para que los Jefes de Estado puedan guiar sus discusiones en materia económica", concluyó Guajardo Villarreal.