Economía

Grupos financieros esperan caída de inflación por reforma telecom

Grupos financieros prevén un incremento de 0.19 por ciento en los precios al consumidor los primeros 15 días del año, con lo cual la inflación a tasa anual bajaría a 3.47 por ciento, desde 3.97 por ciento en la segunda quincena de diciembre de 2014.
Notimex
18 enero 2015 14:59 Última actualización 18 enero 2015 15:6
ME. ¿Cómo llamar por larga distancia a partir de 2015?

Con la reforma en telecomunicaciones, a partir del 1 de enero, se eliminaron las tarifas de llamadas telefónicas de larga distancia. (Archivo)

Grupos financieros anticipan una fuerte caída en la inflación anual a una tasa de 3.47 por ciento en la primera quincena de enero de este año pues, entre otros factores, empezará a mostrar los efectos favorables de la reforma en telecomunicaciones.

En sendos análisis, estiman un incremento de 0.19 por ciento en los precios al consumidor los primeros 15 días del año, con lo cual la inflación a tasa anual bajaría a 3.47 por ciento, desde 3.97 por ciento en la segunda quincena de diciembre de 2014.

Consideraron que la inflación de la primera mitad de este mes se explicará por presiones al alza en las tarifas del gobierno, como gasolina y gas doméstico, en los precios de mercancías y alimentos procesados.


Estos aumentos, argumentaron, serán compensados por descensos en los precios de frutas y verduras, tarifas eléctricas y el costo de los servicios, pues con la reforma en telecomunicaciones, a partir del 1 de enero, se eliminaron las tarifas de llamadas telefónicas de larga distancia.

Banamex pronostica una inflación quincenal de 0.15 por ciento, con lo cual la inflación a tasa anual registraría una caída en la primera quincena de enero a 3.43 por ciento, por debajo del 3.97 por ciento registrado en la segunda quincena de diciembre del año pasado.

BBVA Bancomer estima un aumento de 0.17 por ciento para los precios al consumidor en la primera quincena de enero, y coincide en que mostrará una fuerte caída a 3.45 por ciento desde 3.97 en la quincena previa y frente al 4.08 por ciento registrado al cierre de 2014.

En su opinión, entre los factores que estarán detrás de una baja inflación en la primera quincena del año están caídas en los precios de la telefonía por la eliminación de los cobros de larga distancia, con lo cual el componente de otros servicios contrarrestará de forma importante aumentos relevantes en el componente de mercancías.

Por su parte, continúa, el aumento de las gasolinas observado el 1 de enero (1.9 por ciento) fue menor al esperado y buena parte podría ser compensado por la disminución de las tarifas de electricidad.

Además, espera un descenso de los precios de las frutas y verduras que compensaría el incremento en los precios de productos pecuarios, explicado por aumentos en los precios del huevo y el pollo.

“Los nuevos elementos que contribuirán a una menor inflación en enero nos llevan además a ubicar nuestra inflación de fin año en 3.2 por ciento”, anticipa la institución financiera.

Santander proyecta que en la primera quincena de enero los precios al consumidor registraron un incremento de 0.19 por ciento, lo que llevaría la tasa anual de inflación a un nivel de 3.47 por ciento.

Estima que los principales impactos de alza provendrán de los aumentos efectuados en los precios de las gasolinas y gas de uso doméstico, así como presiones en los precios de los alimentos procesados y servicios de educación.

En cambio a la baja están las tarifas de electricidad, servicios de telecomunicaciones, servicios turísticos y transporte aéreo, refiere.

Banorte prevé un incremento quincenal de 0.23 por ciento en la primera mitad de enero, y con este resultado la inflación anual se ubicaría en 3.5 por ciento respecto al 3.97 por ciento en la segunda quincena de diciembre y al 4.08 por ciento en todo 2014, y empezará a mostrar efectos favorables de la reforma en telecomunicaciones.

Indica que la inflación durante dicho periodo se explicaría principalmente por presiones sobre los precios de mercancías, así como por los incrementos que normalmente tienen las tarifas del gobierno al principio del año.

No obstante, estos incrementos serán compensados por una caída en el costo de los servicios, particularmente considerando que, derivado de la reforma en telecomunicaciones, a partir del 1 de enero de este año se eliminaron las tarifas de llamadas de larga distancia.