Economía

Grupo BBVA llama a revisar el impacto de la crisis financiera global

Francisco González, presidente del Grupo BBVA, recomendó a los líderes políticos la necesidad de finalizar pronto la agenda regulatoria para tomar una pausa y analizar su impacto real.
Jeanette Leyva
15 noviembre 2015 22:22 Última actualización 15 noviembre 2015 22:22
Etiquetas
BBVA

Grupo BBVA pidió a los líderes mundiales analizar el impacto de las crisis financieras en la economía global. (Bloomberg)

Tras la crisis financiera internacional es necesario que los reguladores analicen el efecto que han tenido los cambios que se han aplicado en el sector financiero, por lo que de ser necesario se deben tomar una pausa y calibrar su impacto en la economía.

Francisco González, presidente del Grupo BBVA explicó que entiende que es normal que tras la crisis financiera global, el foco predominante de los reguladores fuera la estabilidad, pero considera que ha llegado el momento de analizar bien los impactos de la regulación para no lastrar el crecimiento económico ni el crédito.

Al participar este viernes en la reunión conjunta del B20 con líderes del G20, en Antalya, al sur de Turquía, recomendó a los líderes políticos la necesidad de finalizar pronto la agenda regulatoria para tomar una pausa y analizar su impacto en la recuperación. “La regulación debe poner el foco en el crecimiento y no solo en la estabilidad financiera”.

El presidente del grupo español, que tiene en BBVA Bancomer a la filial que más ganancias le aporta, alrededor del 41 por ciento, indicó que el principal reto que sale de esta cumbre del G20 es impulsar el crecimiento económico mundial.

De acuerdo con las previsiones de BBVA Research la economía mundial crecerá en 2015 a su ritmo más bajo desde 2009. El enfriamiento de las economías emergentes, especialmente de China, pone en riesgo el ritmo de crecimiento en los países desarrollados.

Durante su estancia en Antalya, el presidente de BBVA mostró su solidaridad con el pueblo francés por los ataques terroristas cometidos en París el pasado viernes. “El dolor debe servir para unirnos todavía más frente a la barbarie”.