Economía

Greenspan arruina fiesta de Oficina de Estadísticas Laborales de EU

Durante el festejo por el centenario de la encuesta Estadísticas de Empleo Actual, el expresidente de la Fed señaló que descubrió una relación inversa entre el gasto social y el ahorro interno bruto, lo que implica que el crecimiento económico de EU se verá limitado en años futuros.
Bloomberg
02 noviembre 2015 16:12 Última actualización 02 noviembre 2015 16:14
Alan Greenspan

Alan Greenspan. (Bloomberg)

Supuestamente iba a ser un festejo: la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos celebraba los cien años de la encuesta Estadísticas de Empleo Actual, la columna vertebral de su informe mensual sobre el empleo. Y entonces el maestro se puso de pie para dar una mala noticia.

Alan Greenspan, expresidente de la Reserva Federal, aguó la alegría general en los festejos del 19 de octubre señalando que, si bien el departamento tiene una respetada historia en la recolección de datos, sus cifras muestran que la economía tendrá dificultades.

Basándose en cincuenta años de cifras del gobierno, Greenspan descubrió una relación inversa entre el gasto social y el ahorro interno bruto, lo que implica que, conforme el gobierno gaste más en los “baby boomers” que se jubilen, habrá menos dólares para inversión. Eso, argumentó, indica que el crecimiento económico se verá limitado en años futuros.


“Si no se crea ahorro, no hay inversión y por lo tanto la productividad no crece y en consecuencia la tasa de crecimiento de la economía” se ve limitada, dijo Greenspan en una entrevista del 27 de octubre en Washington. Señaló que sus cálculos son “tranquilizadores como matemático y economista, cosa que soy. Son terriblemente frustrantes como funcionario público, cosa que fui hace veinte años”.

Cuando habló después de que el secretario de Trabajo Tom Perez destacó que había habido 67 meses consecutivos de crecimiento del empleo en el sector privado, Greenspan, de 89 años, también hizo añicos el optimismo respecto del ritmo de contratación de personal desde que terminó la última recesión hace más de seis años.

Aunque los empleadores el año pasado incorporaron personal al mejor ritmo desde 1999, la producción de los trabajadores apenas aumentó. La productividad creció a un ritmo anual de sólo 0.6 por ciento en promedio en los cinco años que terminaron en junio, frente a un 3 por ciento en la década que finalizó en 2005.

‘TERRIBLEMENTE PREOCUPADO’

“Estoy terriblemente preocupado de que más y más gente produzca cada vez menos”, dijo en el evento del Departamento de Trabajo.

Las conclusiones de Greenspan fueron recibidas con escepticismo por algunos.

Si bien la debilidad de la productividad y la caída de la participación de la población activa son dos problemas económicos que no lo dejan dormir, el gasto social no atenta contra la inversión, en parte porque hay suficiente capital disponible, declaró en entrevista Jared Bernstein, miembro senior del Centro de Prioridades de Presupuesto y Política y execonomista jefe del vicepresidente Joe Biden.

Coincidió en que “decididamente hay dificultades de financiamiento” del gobierno que necesitan soluciones políticas a través de aumentos de impuestos, recortes de gastos o una combinación de ambas cosas.

“Pero hay muchos otros engranajes importantes, incluidos los mercados mundiales de capitales y las medidas de los bancos centrales”, dijo Bernstein, quien también habló en el evento de la Oficina de Estadísticas Laborales.

“No me atrevería a decir que la capacidad de inversión de las empresas nunca se vio reducida, pero es sumamente difícil encontrar eso en los datos, en particular en los últimos años”, expresó en una entrevista telefónica del 28 de octubre.