Economía

Grecia puede beneficiarse de la solidaridad europea si implementa reformas: Iñigo Fernández

En el XIV Encuentro Santander-América Latina, el secretario de Economía y Apoyo a la Empresa de España, Iñigo Fernández de Mesa, dijo que el problema de Grecia no es la deuda que tiene actualmente, sino su negativa a aceptar e implementar las reformas pendientes.
Jeanette Leyva / Enviada
09 julio 2015 7:38 Última actualización 09 julio 2015 8:2
   [De acuerdo con PwC, el crecimiento de España no superará el 2% anual del PIB/Reuters] 

Es importante que “se dé un programa rápido y serán beneficiados al igual que todos nosotros de la zona”, aseguró Íñigo. (Reuters)

MADRID.- El problema de Grecia no es la deuda que tiene actualmente, sino las reformas pendientes de aceptar, explicó Iñigo Fernández de Mesa, secretario de Economía y Apoyo a la Empresa del gobierno de España.

En el marco del XIV Encuentro Santander-América Latina, consideró que uno de los avances más importantes de Europa es la solidaridad de la región en la aplicación de programas económicos como sucedió con Irlanda y Portugal y hoy España está “blindado” contra la crisis griega.

“Grecia ha sido un país que acumuló grandes desequilibrios, tuvo que implementarse un programa fiscal para reducir su déficit, el año pasado empezaba a crecer, a crear empleos, a emitir bonos, los bancos griegos saneados y prestando. Esto fue por el programa y apoyo de los países europeos, con condiciones financieras muy generosas, el problema de Grecia no es la deuda, sino las reformas”.


Por ello, indicó, es importante que “se dé un programa rápido y serán beneficiados al igual que todos nosotros de la zona”.

En el caso de España, ha tenido un crecimiento en empleo y todos los riesgos se están disminuyendo, pero todavía no es suficiente por lo que es importante que se tenga continuidad en las reformas iniciadas en 2012, afirmó.

Pese a la situación de Grecia, hoy España es menos vulnerable, a diferencia de 2012 que la situación económica era diferente. Los países de la región están más sólidos y “blindados”, dijo.

“En España la gente está consciente de que los sacrificios que se tuvieron que hacer están dando frutos, creo que en todas las comunidades autónomas el reducir el déficit público es un valor en sí mismo. España valora las políticas rigurosas que se sigan, ya hemos tenido malas experiencias”.

España en 2012 tenía un déficit de 9.0 por ciento y tuvieron que reducirlo; en Grecia es de 12 por ciento y deben también recortarlo. “En Europa siempre hemos aprendido de las crisis y de esta crisis vamos a salir reforzados, de estos errores vamos a aprender”.

Agregó que México es un país clave para España, y un claro ejemplo de en dónde se tienen importantes inversiones en bancos y empresas, pero hay un doble flujo de llegada de capital mexicano al país ibérico.

“México es considerado como una gran parte de los inversores internacionales, uno de los países con más futuros, se valora muy positivamente y aquellas empresas españolas con una presencia en México tienen un plus en su valoración. Para mantener este espíritu positivo hay que seguir en las reformas, las reformas bien hechas acaban siendo una incidencia positiva en el crecimiento económico”.