Economía

Grecia no tiene dinero para hacer pago al FMI en junio: ministro

Marginado de los mercados de capitales, Atenas está buscando fondos para cumplir con sus obligaciones de deuda y pagar pensiones y salarios.
Reuters
24 mayo 2015 12:14 Última actualización 24 mayo 2015 12:28
Etiquetas
Grecia

(Bloomberg)

ATENAS/LONDRES.- Grecia no puede realizar el pago de deuda al Fondo Monetario Internacional previsto para el próximo mes a menos de que llegue a un acuerdo con los acreedores, dijo el ministro del Interior, Nikos Voutsis, en las declaraciones más explícitas de Atenas sobre la posibilidad de caer en default.

Marginado de los mercados de capitales, Atenas está buscando fondos para cumplir con sus obligaciones de deuda y pagar pensiones y salarios.

Después de cuatro meses de negociaciones con sus socios de la zona euro y con el FMI, Atenas sigue luchando por lograr un acuerdo que libere hasta 7mil 200 millones de euros (7 mil 900 millones de dólares) en ayuda pendiente para evitar la quiebra y que su futuro como miembro de la zona euro esté en juego.


"Las cuatro cuotas para el FMI de junio son de mil 600 millones de euros (mil 800 millones de dólares). Ese dinero no se entregará y no está allí como para ser entregado", dijo Voutsis al programa de televisión Greek Mega.

A Voutsis se le preguntó acerca de un "evento de crédito", un término que cubre escenarios como quiebras o moratorias, si Atenas no cumple con un pago.

"Lo que estamos discutiendo, en base a nuestro limitado optimismo, es que haya un acuerdo firme (con los acreedores) para que el país pueda respirar", respondió el ministro.

Atenas había advertido antes que sin un acuerdo corría el riesgo de quedarse sin fondos en el corto plazo, pero insistió en que tenía planes todavía de cumplir con los pagos pendientes.

AUSTERIDAD EXTREMA

A Atenas le exigen que realice más recortes de gasto y reformas para asegurar su financiamiento, pero el gobierno griego se opone a medidas que puedan empeorar su situación y que le impidan recuperarse de la recesión.

Voutsis dijo que el Gobierno estaba decidido a luchar contra la estrategia de los prestamistas de "asfixia".

El sábado, tratando de aplacar a la facción de extrema izquierda de su partido, Syriza, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, dijo que el Gobierno estaba en la fase final hacia un acuerdo pero que no iban a aceptar "condiciones humillantes".

Por su parte, el ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, que pertenece a esa facción de izquierda en Syriza, dijo el domingo que el Gobierno tiene que preparar al pueblo griego para la eventualidad de que no se logre un acuerdo compatible con sus promesas.

Lafazanis señaló además que el Gobierno debe prepararse para cualquier solución alternativa posible que evite nuevas medidas y privatizaciones.

Mientras tanto, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, dijo en una entrevista a la BBC que Grecia ha hecho "enormes progresos para llegar a un acuerdo con los acreedores internacionales para evitar la quiebra".

"Ahora le corresponde a las instituciones hacer su parte. Hemos recorrido tres cuartas partes del camino, ahora les toca a ellos la cuarta parte restante", dijo Varoufakis en el programa de Andrew Marr en la BBC.

Varoufakis aseveró también que sería "catastrófico" si Grecia dejara el euro, prediciendo que sería el "principio del fin del proyecto de la moneda común".