Economía

Grecia enfrenta advertencia de recesión

Analistas advierten que la economía griega se contraerá este año entre un 2.0% y un 2.5% luego de crecer un 0.7% en 2014.
Reuters
23 julio 2015 8:22 Última actualización 23 julio 2015 8:22
Grecia

(Bloomberg)

ATENAS.- El centro de estudios más influyente de Grecia advirtió el jueves sobre una fuerte recaída en recesión en un reporte publicado sólo horas después de que el Parlamento aprobó un segundo paquete de medidas de reformas para garantizar un nuevo rescate financiero de prestamistas internacionales.

En su reporte trimestral, el instituto IOBE dijo que los controles de capital, que fueron impuestos el mes pasado para detener una corrida bancaria que amenazaba con colapsar al sistema financiero, provocarían estragos en la economía.

El instituto afirmó que la economía griega se contraerá este año entre un 2.0 y un 2.5 por ciento, luego de crecer un 0.7 por ciento en 2014, y que seguirá en recesión en 2016.

En abril, la entidad había pronosticado un crecimiento de la economía griega de un 1 por ciento para este año.

El informe destaca los problemas que enfrenta el primer ministro de izquierda, Alexis Tsipras, quien debe negociar un rescate por hasta 86 mil millones de euros con prestamistas escépticos, al tiempo que intenta mantener unido al dividido partido oficialista Syriza.

Aunque su propia popularidad es alta, una recaída en recesión tras una modesta recuperación el año pasado pondría a prueba la capacidad de su Gobierno de conseguir la aprobación de una mezcla de alzas de impuestos, recortes de gastos y reformas económicas exigidas por los prestamistas.

Las negociaciones formales con funcionarios de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional comenzarán en Atenas el viernes, con miras a estar cerradas al 20 de agosto.

Los bancos reabrieron esta semana después de que el BCE restauró el financiamiento de emergencia para los prestamistas griegos la semana pasada, pero continúan los controles de capital que presionan a empresas que operan con abastecedores fuera del país y dejan al descubierto el estado frágil del sistema financiero.

Tras debatir en el Parlamento sobre las reformas para el rescate casi hasta el amanecer, 36 legisladores de Syriza desafiaron al Gobierno y forzaron a Tsipras a depender de partidos de oposición proeuropeos para aprobar la medidas, además de aumentar las posibilidades de elecciones anticipadas una vez que el acuerdo esté sellado.

El ministro de Estado Nikos Pappas, uno de los asesores más cercanos a Tsipras, dijo a la Agencia de Noticias de Atenas, de carácter semiestatal, que el Gobierno completará las negociaciones para un acuerdo antes de tomar una decisión sobre su próxima acción política.

"Desafortunadamente, se ha confirmado una ruptura, pero creo que primero concluiremos los procedimientos para el acuerdo y luego veremos todas estas cosas en el partido", sostuvo.