Economía

Grecia y acreedores
topan con pared
en busca de acuerdo

Alexis Tsipras denunció a través de su cuenta de Twitter a acreedores internacionales por negarse a aceptar sus planteamientos y posteriormente su gobierno rechazó una contrapropuesta.
Bloomberg
24 junio 2015 11:51 Última actualización 24 junio 2015 12:8
Alexis Tsipras, primer ministro griego

Alexis Tsipras, primer ministro griego. (Bloomberg)

Alemania minimizó las posibilidades de un acuerdo inminente con Grecia luego que el gobierno del Primer Minsitro Alexis Tsipras rechazó los últimos términos establecidos por acreedores para desbloquear más recursos para un rescate.

Los acreedores de Grecia decidieron presionar luego que Tsipras acordó ceder en la mayoría de los puntos de un plan para desbloquear 7 mil 200 millones de dólares de ayuda para su país.

Esta mañana, le enviaron una nueva propuesta, aparentemente empujando al gobierno a realizar mayores cortes de gasto frente a alzas impositivas, dado el terrible récord de Grecia en recaudación.

El líder griego reaccionó como si hubiera esperado que su plan fuera aceptado sin cambios.

Las acciones en Atenas cayeron este miércoles mientras Tsipras los denunció a través de su cuenta de Twitter por negarse a aceptar sus propuestas.

"El repetido rechazo de medidas equivalentes por algunas instituciones nunca había ocurrido", publicó Tsipras en la red social. "Esta extraña postura parece indicar que no hay interés en lograr un acuerdo o que hay intereses especiales siendo respaldados".

Posteriormente, su gobierno rechazó una contrapropuesta, diciendo que difería muy poco de un documento previo que ya había sido rechazado.

Los acreedores, sin embargo, probablemente están en lo correcto al esperar mayores concesiones de Tsipras. La mayoría de los griegos esperan que supere su petulancia sobre detalles y logre un acuerdo.

“Nuestra impresión es que aún hay un largo camino por recorrer”, dijo el Ministro de Finanzas alemán Martin Jaeger a reporteros. Las instituciones de crédito han hecho concesiones “excepcionalmente generosas” al gobierno griego y “ahora depende del lado griego algún movimiento”, dijo.

El conflicto está enfocado en la modificación total del sistema de pensiones de Grecia, impuesto a las ventas e impuestos corporativos. 

Grecia ya se ha acercado a acreedores con una lista de propuestas que incluyen pasos para eliminar las opciones de retiro temprano, un alza en el impuesto a las ventas, mayores tasas impositivas para personas con ingresos medios y altos y la introducción de un nuevo gravamen para compañías con un ingreso anual neto de más de 500 mil euros.

El FMI no acepta las medidas impositivos para los más ricos y sigue insistiendo en impuestos generales, señaló el ministro del Trabajo griego Panagiotis Skourletis en una entrevista radiofónica.

Este miércoles, Tsipras se reúne en Bruselas con los líderes de tres instituciones de crédito: Christine Lagarde, del Fondo Monetario Internacional; Jean Claude Juncker, de la Comisión Europea, y Mario Draghi, del Banco Central Europeo.